Gente de Cole

Ocho esquinas y un bar notable

El Gobierno de la Ciudad publicó un libro digital sobre los bares notables (en la foto principal, la portada del libro). Las páginas de dicha obra literaria pueden consultarse en la modalidad online y en forma gratuita desde el portal oficial del GCBA. Una vez allí, será necesario descargar el contenido.

Colegiales no posee bares identificados con esta categoría, pero existen dos de ellos, que, sin estar dentro de los límites oficiales del barrio, probablemente sean conocidos (y hasta frecuentados) por los vecinos. Uno está en las “ocho esquinas”, punto de encuentro de las avenidas Álvarez Thomas, Elcano y Forest. En esta ubicación coinciden tres barrios: Colegiales, Villa Ortúzar y Chacarita, jurisdicción a la que pertenece este reducto, llamado, precisamente, Ocho  Esquinas.

El otro está en Federico Lacroze y Fraga. Su nombre es Museo Fotográfico Simik, ya que en su interior también funciona un museo de cámaras fotográficas.

En el libro realizaron reseñas de cada bar. A continuación, publicamos parte de lo referido al Ocho Esquinas. En una próxima nota, se hará alusión al del Museo Fotográfico Simik:

En la “triple frontera” porteña: Chacarita, Colegiales y Villa Ortúzar desde 1939 funciona el bar 8 Esquinas. Está ubicado en la confluencia de las avenidas Forest, Álvarez Thomas y Elcano, al que se suman sin tanto “estruendo”, algunas otras calles.

Durante aquellos años de calles adoquinadas, el edificio proyectado por el arquitecto Esteban Sanguinetti y construido por Salvador Algeri, se transformó en un ejemplo del art decó porteño, distinguido en la publicación Revista del Centro de Arquitectos. Las fotografías de la época muestran el original panorama: los tranvías 88, 94, 95 y 96 orillaban sus puertas y la que hoy es la plaza San Miguel de Garicoits, era un galpón que hacía las veces de depósito y estacionamiento para esos medios de transporte. En esa época, el bar contaba con una selección de visitantes de lujo, como los hermanos Expósito, Homero y Virgilio, Julián Centeya, Aníbal Troilo y Homero Manzi, entre otros. Osvaldo Pugliese, vecino ilustre, tenía su rincón preferido cerca de la ventana.

Los sándwiches de lomito acompañados por la cerveza tirada y los bailes en el Sporting siempre fueron recordados por Beba, la hija de don Osvaldo. Fue ella, quien convertida ya en una reconocida autora y pianista inmortalizara esos momentos en el tango Mis Ocho Esquinas, grabado por la orquesta Pugliese.

Todavía hoy, Ocho Esquinas recibe regularmente la visita de la música Hilda Lizarazu, los actores Diego Peretti y Héctor Bidonde, los periodistas Carlos Polimeni y Juan Di Natale, el guitarrista Luis Salinas, el escritor Juan Sasturain o el historiador Felipe Pigna. También el “Loco” Gatti durante sus paseos por Buenos Aires, Osvaldo Potente o el “Conejo” Tarantini, disfrutan del bar.

Para finalizar su reseña, el autor de las líneas señala:

El interior de 8 Esquinas, amable y cálido, está plagado de fotografías de Gardel, Jorge Vidal, Goyeneche, Troilo, Pugliese, Alberto Echagüe, Julio Sosa, Atilio Stampone, Piazzolla, Edmundo Rivero, Floreal Ruiz, Gustavo Cerati y Norberto “Pappo” Napolitano. También los retratos de Alberto Olmedo, Porcel y Tato Bores, arrancan una nostálgica sonrisa. Ollas de cobre, chapas y publicidades históricas, son algunos de los valiosos objetos que aportan con cariño los parroquianos.

Para ingresar al portal y descargar el libro:

https://buenosaires.gob.ar/noticias/libro-digital-bares-notables-de-buenos-aires

Deja un comentario