Actualidad

En Colegiales, los precios de las propiedades a estrenar siguen bajando

Primero, una vivienda familiar. Después, su demolición. Finalmente, la construcción de un edificio. Esta apretada síntesis, podría ajustarse a lo que ocurre en Colegiales y en vastos sectores de la Ciudad de Buenos Aires. Desde hace años, éste es el panorama que se observa en las calles de nuestro barrio, y el de otras jurisdicciones porteñas. En algunas zonas de la Capital, la gente no se contenta con expresar su malestar a través del boca a boca y las redes sociales, y se vuelca a la acción para sostener una titánica lucha contra el avance del cemento. En Colegiales, el ejemplo más concreto se puede palpar en lo que respecta al Playón del Ferrocarril Mitre, donde ya se están levantando torres en algunos lotes, mientras en otros, se mantiene un litigio entre los gobiernos de Nación y CABA, por lo que todavía no se conoce qué destino se les dará.

Más allá de lo que sucede en esta zona en particular, pese al fastidio de los vecinos las obras no cesan. Basta con recorrer un poco el barrio, para notar que en numerosas cuadras, hay un edificio en construcción, una casa que está siendo demolida o donde ya se terminaron los trabajos de demolición.

Una información vertida por el portal Reporte Económico, difundida también por La Nación, confirmó esta apreciación mediante datos y cifras concretas, correspondientes al área comprendida entre las avenidas Federico Lacroze, Forest, Álvarez Thomas y las calles La Pampa y Crámer.: “…actualmente hay 43 emprendimientos en construcción en esa área, por lo que la superficie en obra alcanza los 74.479 m²”.

Unidades a estrenar

Si bien la zona indicada abarca también sectores de los barrios de Chacarita, Villa Ortúzar y Belgrano, la mayor parte de la mencionada superficie corresponde a Colegiales. De acuerdo a lo publicado, “la cifra es casi la misma registrada en 2021”, señaló La Nación, agregando información referida a los precios que se está manejando: “El valor promedio de las unidades nuevas que se encuentran en oferta formal de comercialización en la zona se ubica en US$3114/m² frente a los US$3323/m² del año pasado. La cifra evidencia una caída del 6,4% interanual, que se suma a la baja registrada en el período anterior, que fue del 11,38 %”.

Germán Gómez Picasso, titular de Reporte Inmobiliario, le dijo a dicho medio, que “esto tiene que ver con el contexto del mercado actual. En casi todos los barrios porteños, los últimos dos años se observaron caídas de las propiedades a estrenar y los porcentajes de baja fueron casi siempre inferiores a los de los departamento usados”.

En el artículo consta que los precios de las cocheras no presentan variaciones, y su costo se ubica entre los 25 y los 35 dólares. En tanto, las unidades a estrenar se cotizan entre 2835 y 3442 dólares por metro cuadrado. Esto significa que los precios evidenciaron una disminución, y que para hallar precios similares, sería necesario remontarse a 2017.

Departamentos usados

En relación a unidades usadas que se encuentran en oferta, Reporte Inmobiliario reveló que son 686, con mayoría de departamentos de dos dormitorios. “El valor de cotización promedio general de las mismas se ubica en US$2766/m², solo un 11% por debajo del promedio registrado para propiedades en obra. En esa línea, Gómez Picasso remarca que en los relevamientos trimestrales de las unidades usadas se empieza a observar un amesetamiento de la caída de los valores”, indica el artículo.

Por último, el especialista le hace frente a un interrogante que se formula mucha gente: ¿Cuál es el negocio de los que construyen?“Las fuertes devaluaciones hicieron que sus costos en dólares bajaran y eso les juega a favor –le respondió a La Nación-.  Los últimos meses con dólar planchado hacen que se empiecen a incrementar los costos. No es un mercado para ‘tirar manteca al techo’, pero de todas formas, las obras siguen adelante, más lentas pero siguen”.

Foto: Federico Lacroze entre Delgado y Martínez. En abril de 2019, así estaba la construcción de la torre en el predio que ocupaba la fábrica de mosaicos Moltrasio.

Deja un comentario