Gente de Cole

Coco, un personaje de Colegiales recordado con alegría

En enero de 2017, este medio publicó su primera nota alusiva a él. “Coco, un personaje de Colegiales”, decía el título. Más abajo, se aclaraba que “a los 86 años, recorre las calles del barrio a bordo de un triciclo retro simpáticamente tuneado”. A través del artículo, Américo Pujol –así figuraba su nombre y apellido en el DNI- relató parte de su historia: nacido en Monte Caseros, Corrientes, llegó a Colegiales junto a sus padres y cinco hermanos mayores, cuando tenía sólo dos años. Se instalaron en la misma vivienda que –aunque reformada- siguió habitando casi hasta que falleció: Conde entre Jorge Newbery y Benjamín Matienzo.

En el artículo se detallaba uno de los motivos por el cual, Coco era tan conocido. Entre otras cosas, enumeraba: “Su triciclo es sensación en el barrio. Está decorado con fotos antiguas que consiguió, en su gran mayoría, en el Mercado de las Pulgas: formaciones y escudos de los equipos ‘grandes’ de fútbol, Carlos Gardel, la inscripción Café Tortoni, Caminito, una imagen de Mafalda con el letrero ‘sonríe, es gratis; alivia los dolores de cabeza’. El vehículo posee una bandera Argentina y dos espejitos en el manubrio y un escudo de la provincia de Corrientes en la parte trasera. Con todo eso, Coco marcha orgullosamente por las calles de este y otros barrios”.

De un estado físico poco frecuente para su edad, sonriente y muy bronceado, su buen humor también lo caracterizaba. En cuanto a su vehículo, si Coco no estaba arriba de él, al particular triciclo se lo solía ver enganchado en un poste de la vereda de su casa o en las inmediaciones de San Antonio, la pizzería de la que era habitué.

En el reportaje, contó que había trabajado como obrero gráfico hasta que se jubiló. También, que había enviudado hacía dos años. Tenía dos hijas y cinco nietos. Uno de ellos, Agustín, a modo de homenaje, colocó en el frente de la vivienda de la calle Conde, un cartelito con tres fotos de su abuelo y esta inscripción: «Acá vivió Coco de Colegiales. Feliz cumpleaños, te extrañamos mucho, siempre en nuestros corazones. 21-5-2021». Ese día, hubiera cumplido 91 años. Algunos meses antes, el 7 de diciembre de 2020, falleció. Si bien gozaba de un excelente estado de salud considerando sus 90 años, algunas complicaciones aceleraron el desenlace.

“Soy un fierro”, había manifestado, con indisimulable orgullo, en aquella entrevista donde, muy contento, accedió a sacarse una foto junto al triciclo. Esa misma imagen, fue una de las elegidas por su nieto para efectuar el mencionado homenaje, en la que fuera la puerta de su hogar. En cuanto a las fotografías que ilustran este artículo, elegimos tres: una que muy amablemente nos envió su nieta Stefi (allí su abuelo luce sombrero), la del cartel plastificado que lo recuerda en su vivienda y otra en la que aparece junto a su inconfundible triciclo, el cual ya sin su recordado conductor, está guardado en lo de una de sus hijas.

Deja un comentario