Barrio Mío

Recorro tus calles, Colegiales

Hoy: Cap. Gral. Ramón Freire.

Cae la noche sobre Colegiales. Todavía no son las 20 horas, pero el otoño ya ha posado sus sombras sobre las calles del barrio. En el contexto de un fresco anochecer, mucha gente apura el paso, como queriendo volver rápido a casa. No obstante, Freire todavía tiene importante movimiento en el trayecto que va desde Federico Lacroze hasta Céspedes. Son tres cuadras donde los locales no prevalecen por sobre lo residencial, pero así y todo, unos cuantos negocios –que ahora, en su mayoría, se preparan para cerrar- le dan ímpetu comercial a este clásico sector colegialense.

Hay, lamentablemente, un hecho que predomina: la basura acumulada fuera de los contendedores o los tachos. En una de las esquinas de Freire y Teodoro García esto se puede comprobar sin ser demasiado riguroso en la búsqueda. Lo mismo, sucede en Freire casi Céspedes, con gran cantidad de desperdicios desparramados junto a los dos contenedores reglamentarios. Los barrenderos pasaron más temprano y para que los recolectores lleguen en camión, faltan por lo menos un par de horas. Como resultado de esa ecuación, el volumen alcanzado por los residuos crece y crece.

Pocos metros hacia el centro de la cuadra (entre Palpa y Céspedes), flamea levemente una bandera argentina. Es la que identifica el frente del Centro Profesional Nº 46, un espacio de generosas dimensiones en el cual se dictan educación secundaria para adultos y capacitaciones para diversos oficios (gastronomía, cerrajería, fotografía, etc).

Enfrente -numeración par-, un camión estacionado, lleva ploteada esta inscripción lateral: “Radio Rivadavia. AM 630. Todo lo que pasa. Todo el día”. Es que a escasos metros del lugar que ocupa junto al cordón de la vereda, está la entrada a un complejo en el que, desde hace al menos un par de décadas, poseen sus estudios y oficinas varias estaciones radiofónicas porteñas. Una de ellas es Radio Rivadavia, que desembarcó en el edificio unos meses atrás.

La posibilidad de hacer las compras no ha caducado, gracias a un par de supermercados todavía abiertos: entre Teodoro García y Palpa, un “chino”, y en la cuadra siguiente (entre Palpa y Céspedes), una sucursal de Día, ofrecen esa posibilidad a los vecinos rezagados, que además cuentan con una tercera opción muy cerquita, otro “chino” en Palpa entre Freire y Conde.

No se podría afirmar que, en relación al tránsito, esta sea una arteria tranquila. Para confirmarlo, basta con detenerse junto a las paradas de los colectivos y ver que son tres líneas las que la recorren: 184, 168 (ambas doblan desde Federico Lacroze) y 151 y 168 (la misma línea, pero perteneciente a otro ramal), que vienen por Freire desde Concepción Arenal, o sea, varias cuadras antes, casi en el límite con Palermo. No son sólo colectivos los medios de transporte que circulan por Freire: en un tiempo menor a los tres minutos, más allá de abundante cantidad vehículos particulares, han pasado también en dirección al norte de la Ciudad –la calle es mano única- estos exponentes del transporte: taxi, moto, bicicleta y hasta un monopatín.

Después de Céspedes, el ritmo disminuye. La influencia de Federico Lacroze pierde intensidad, lo que se nota tanto en el tránsito vehicular como la gente de a pie.

FICHA TÉCNICA:

Freire realiza una travesía por Colegiales de punta a punta. Nacida en la Avenida Dorrego (límite de nuestro barrio con Palermo), va rumbo al norte y al cruzar Avenida de Los Incas, penetra en Belgrano. Luego también se adentra en Coghlan y, por último, en Saavedra, donde acaba su trazado, en la colectora de Avenida General Paz. Su extensión es de 46 cuadras, descontando los casi 300 metros que cede en Saavedra, ante la presencia del parque que lleva el mismo nombre.

EL MOTIVO DEL NOMBRE:

El Capitán General Ramón Freire Serrano (1788-1851) fue un militar chileno, que combatió en la guerra de la independencia, en las batallas de Gavilán, Talcahuano, Cancha Rayada y Maipú.

Deja un comentario