Actualidad

En un allanamiento por ruidos molestos, encontraron drogas y un mono encerrado

En el ámbito de la Comuna 13,  a escasas tres cuadras del límite de nuestro barrio, un hecho policial conmovió a parte del vecindario y seguramente, a muchos de los que se enteraron de esta noticia a través de los medios. Según la información brindada por la Fiscalía de la Ciudad, “organizaban fiestas con drogas en una casa estilo francés y tenían un mono encerrado: hay un detenido”.

La vivienda en cuestión se encuentra en La Pampa entre Zapiola y Freire, a unos doscientos metros de la Estación Belgrano R del Ferrocarril Mitre. En el desarrollo del comunicado de la Fiscalía –al cual acompañaron las fotos que ilustran este artículo- se detalla lo siguiente:

El fiscal Maximiliano Vence solicitó un allanamiento al inmueble ubicado en la calle La Pampa al 3100 debido a las reiteradas denuncias de vecinos por ruidos molestos y organización de fiestas hasta largas horas de la noche.

El juzgado nro. 24 a cargo de María Alejandra Doti ordenó el allanamiento en el que actuaron el Cuerpo de Investigaciones Judiciales del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad, junto a la AGC, la División Investigaciones Delictivas y la Comisaría Vecinal 13C.

Cómo resultado, 4 personas fueron imputadas por las contravenciones de ruidos molestos (art 97), de encubrimiento de actividad bailable (art 129 CC) y por violación a la ley 23737 de drogas por haberse hallado envoltorios de estupefacientes fraccionados, que podría tratarse de cocaína y/o ketamina y que será analizada por los investigadores para determinar su tipo.

El organizador de la fiesta fue detenido cuando intentó trenzarse a golpes con la policía(arts 237 y 239 del CP, atentado y resistencia a la autoridad)

Durante la requisa del inmueble se verificó la existencia de un mono en condiciones de abandono que actualmente está bajo supervisión veterinaria y a la espera de un informe médico.

“Coco” es un mono carayá de al menos 5 años, que se encontraba encerrado en un armario sin luz, agua, ni ventilación. Ahora estará al cuidado de la ONG Pájaros Caídos, y las personas que lo mantuvieron cautivo serán imputadas bajo la Ley 22421 de fauna y la ley 14346 de maltrato animal.

Deja un comentario