Actualidad

«Está en el ADN del porteño aspirar a la vivienda propia»

(Segunda y última parte).

Un equipo de AcMV (Asociación de Medios Vecinales), dialogó con Marta Liotto, quien acaba de ser electa presidenta de CUCICBA, el colegio que agrupa a los Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires. Liotto es corredora inmobiliaria y desde hace 16 años está al frente de Liotto Propiedades (Monte Castro), una empresa de origen familiar fundada por su padre. Es además militante radical y paralelamente a esta labor profesional se especializó en temas de seguridad pública que la llevaron a ocupar diferentes cargos en el sector público de la ciudad. En el 2015 fue electa juntista de la Comuna 11, representación que completó en el año 2019.

En este link, la primera parte de la nota: http://colegialesinfo.com.ar/2021/11/18/el-inquilino-suena-con-la-casa-propia-pero-hoy-el-contexto-no-esta-dado/

SEGUNDA PARTE

¿Qué haría falta en cuanto a políticas públicas para la vivienda y para el real estate en general?

Necesitamos vincularnos mejor con la política y que la política se vincule con nosotros. Los políticos antes de introducir estas cuestiones en el recinto, deberían agotar las consultas con todos los actores sociales y luego ello traducirlo en una norma que refleje los consensos alcanzados. Hoy eso no pasa. Por ejemplo, el Código Urbanístico… ¿Por qué no le preguntan a un corredor inmobiliario de la zona dónde vas a legislar… qué es lo que podría servir para comercializar?, ¿qué le haría falta y bien al barrio? Queremos participar cuando se tratan proyectos legislativos, primero escuchando y luego si lo creemos necesario, aportando propuestas concretas. Es una manera de construcción virtuosa, con el trabajo conjunto. No podemos estar tan apartados unos de otros.

¿Para quienes considerarás que construyen los desarrolladores en la ciudad de Buenos Aires, habida cuenta que desde 1947 somos prácticamente la misma cantidad de habitantes, aunque la cantidad de viviendas se fue multiplicando?

Creo que la respuesta la encontramos en el nuevo concepto de familia. Antes la gente vivía en clanes, en una casa podían llegar a vivir 8, 10 personas con diferente grado de parentesco y de diferentes generaciones. Hoy eso no pasa. Los jóvenes, a pesar de todas las dificultades buscan independizarse a una edad cada vez más temprana, las parejas si no se llevan bien, se separan y cada uno por su lado. Los adultos mayores eligen vivir separados de sus hijos. Hay muchísima gente viviendo sola. Todo eso cambió la ecuación radicalmente.

¿Cuáles son las directrices que te parecen deberían cambiar esta realidad para que la gente vuelva a cumplir el sueño de llegar a la casa propia?

Que haya créditos. Liberar el cepo, al menos para la gente que necesita acceder a una primera vivienda y que la economía se acomode. Con una economía más estable, que genere confianza, vuelve el crédito y con ello la posibilidad de comprar. Todo comienza a fluir porque como dijimos antes, está en el ADN del porteño aspirar a la vivienda propia.

¿Qué te parece que va a suceder con el microcentro, una vez superada la pandemia?

Creo que el microcentro tal y como lo conocimos nosotros no vuelve más porque las empresas no van a volver. Me parece que es un proceso irreversible y hay que encontrarle un nuevo perfil que apunte a beneficiar a todos los sectores. En este momento hay varios proyectos en la Legislatura.

¿Cómo ves la zona Oeste de la ciudad?

En Villa Devoto y parte de Villa del Parque ahora hay una cuestión muy singular en torno al nuevo distrito del vino. Esperemos que no se convierta en un nuevo Palermo Hollywood, que no se pierda la identidad y la idiosincrasia de un barrio tan particular, que amo entrañablemente. Veo muy positivo el crecimiento de Villa Santa Rita donde están llegando muchas familias jóvenes y se está afianzando con identidad propia. También en Paternal y Villa General Mitre hay una tendencia a reciclar antiguos PH, conservando el espíritu de este tipo de propiedades,  únicas por sus características propias. Esto le está dando un nuevo impulso a esas zonas. El PH es un producto muy escaso y el más buscado en la ciudad de Buenos Aires. En los barrios donde más hay, llega al 9% del total de las propiedades y en las zonas con más déficit, apenas alcanza el 3%.

¿Cómo está el sector inmobiliario?

Muy golpeado. Ya el último año de gestión de Macri fue malo para nosotros, después sobrevino la pandemia y la delicada situación económica que atravesamos no ayuda para nada. El mercado refleja una baja del 20, 25 y hasta 30% del valor de las propiedades, según los barrios. Igualmente sabemos que esto es transitorio, en cuanto la economía nuevamente se acomode, recuperan su valor histórico. El ladrillo nunca defrauda. En estos últimos dos años los inmobiliarios nos tuvimos que aggiornar para seguir adelante. Muchos pasaron a hacer home office y otros decidieron juntarse y alquilar oficinas entre varios porque sostener el nivel de actividad. Hoy tener un local a la calle, con personal a cargo, cubrir los costos de mantenimiento y hacer frente a las publicaciones en portales se hace muy difícil. Tenés que contar con una cartera de clientes muy grande y consolidada.

Fuente y foto principal: AcMV.

 

Deja un comentario