Actualidad

Zabala al 3300: malestar de los vecinos por daños sufridos en sus viviendas

Los vecinos de Zabala entre Delgado y Enrique Martínez, se encuentran preocupados por un tema muy puntual: el deterioro de las viviendas de la cuadra. De acuerdo a lo que manifiestan, esto está causado por las vibraciones surgidas a partir de la gran velocidad a la que circulan los camiones compactadores de residuos en este sector del barrio. La cuenta de Instagram “Cuidemos Colegiales”, es uno de los medios por los cuales, los vecinos han expresado su malestar.

“En Zabala al 3300 actividades vibrométricas con curvas de atenuación en aceleración y velocidad han arrojado vibraciones compatibles con actividad sísmica a la hora de la madrugada, cuando transitan los compactadores”, señala, por ejemplo, uno de los mensajes que acompañan fotos de diversos daños que han sufrido las viviendas. Este mismo mensaje, continúa de la siguiente manera: “Medida la amplitud máxima de la señal (considerando aceleración velocidad y desplazamiento), el momento de máximo impacto de cercanía es tal que algunas alarmas de autos estacionados se activan. La respuesta estructural global es dominada por cinemática de cuerpo blando, ya que el suelo es rígido respecto a la estructura, con lo cual las paredes se deforman de manera cuasiestática, siguiendo el movimiento del suelo (sobre todo el de la calzada con adoquines y la vereda que el gobierno construyó de cemento armado y actuá como transmisor). Por último, las características mecánicas del medio transmisor son coadyuvantes a la propagación, así como su duración significativa (desde que el camión entra en la boca calle de Martinez, hasta que desemboca en Delgado) que es eminentemente larga. Les agradeceríamos tomarán un minuto de su tiempo para ocuparse”.

Esta es una cuadra de Colegiales por demás tranquila. Por Zabala no circulan colectivos y el tránsito vehicular no abunda. La calzada es empedrada. Tampoco hay comercios, al margen de la panadería-confitería Sant’Angelo, y la gran mayoría de las propiedades son casas bajas. No obstante, quienes viven aquí padecen los inconvenientes citados. En la cuenta de Instagram, se aprecian imágenes de los daños, con los siguientes epígrafes.

-Desprendimiento de los mármoles del frente de una casa provocado por las vibraciones de los camiones compactadores que circulan por la calle Zabala al 3300.

-Así quedó la baranda de una de las casas de Zabala al 3300 por las vibraciones producidas en las paredes de un primer piso al paso de los camiones compactadores que circulan de madrugada por esa calle.

-Rotura de la losa del techo de un living provocado por el juego de los perfiles ante el impacto de los camiones compactadores que circulan por la calle Zabala al 3300.

-Rajadura provocada por las vibraciones de los camiones compactadores que circulan por la calle Zabala al 3300.

El estado de preocupación llegó a un punto tal, que en la cuenta se ha comentado que en caso de no finalizar estos problemas, se recurrirá a los medios y a la Justicia, con el objetivo de que la empresa encargada de operar con los residuos, solucione la cuestión.

Deja un comentario