Barrio Mío

Aviadores homenajeados en el mapa de Colegiales

Así como no es casual que Colegiales varios virreyes de actuación en el Virreinato del Río de la Plata estén representados mediante arterias paralelas y consecutivas (Loreto, Arredondo, Olaguer y Feliú Avilés y Del Pino), tampoco es casual que Jorge Newbery, Benjamín Matienzo y Santos Dumont sean tres calles paralelas y consecutivas. Los tres fueron importantes aviadores. Jorge Newbery y Benjamín Matienzo murieron a temprana edad, tras producirse sendos accidentes aéreos en la zona de la Cordillera de los Andes. En tanto, Santos Dumont –que era brasileño, mientras Matienzo y Newbery eran argentinos- falleció en circunstancias no del todo claras.

Jorge Newbery nació el 27 de mayo de 1875 en la Ciudad de Buenos Aires, y su deceso se produjo el 1 de marzo de 1914 en jurisdicción de Las Heras, Mendoza. Apenas un par de meses más tarde, el 9 de mayo del mismo año, se oficializó bajo esa nomenclatura, la Avenida de unas 34 cuadras que comienza en Palermo, continúa en Colegiales y culmina en el barrio de Chacarita. De acuerdo a lo publicado por nuestro medio en la sección efemérides, “pionero de la aviación, murió en Los Tamarindos, provincia de Mendoza, cuando intentó cruzar la Cordillera de Los Andes y su aeronave se precipitó a tierra”.

Benjamín Matienzo nació en San Miguel de Tucumán el 9 de abril de 1891, y falleció el 28 de mayo de 1919, a la edad de 28 años, en territorio mendocino. Poco más de un año después, el 30 de diciembre de 1920, se le dio su nombre a la arteria cuya longitud es de 17 cuadras, siendo Palermo y Colegiales los barrios que atraviesa. En la sección efemérides, dimos estos detalles biográficos: “Militar de profesión, alcanzó el grado de Teniente y se abocó a la actividad aeronáutica. En mayo de 1919, se propuso cruzar la Cordillera de Los Andes junto con Pedro Zanni y Antonio Parodi, cada uno con su avión. Las inclemencias del tiempo frustraron la iniciativa. Los dos últimos dieron marcha atrás. Matienzo prosiguió pero se vio obligado a realizar un aterrizaje de emergencia y a continuar a pie. En su intento por hacerlo, murió congelado. Tenía 28 años. Meses después, encontraron su aeronave”.

Alberto Santos Dumont nació en Palmira, Brasil, el 20 de julio de 1873. El 23 de julio de 1932 falleció en Guaruja, Brasil. En 1935 se le otorgó la denominación de Santos Dumont a la arteria de unas 25 cuadras que recorre –en este orden- Palermo, Colegiales y Chacarita. El sitio especializado aviaciononline.com, así lo describió: “… Siempre fue un apasionado por los objetos que volaban, ya en su infancia construía globos de papel y aviones de bambú. En Francia decidió comenzar sus estudios en física, química, mecánica y electricidad, no en una universidad sino con un tutor particular. Entre 1898 y 1906 llevó a cabo 14 prototipos de dirigibles y aviones, caracterizados todos por su simpleza y ligereza, modificándolos cada vez que uno de estos fallaba. Una característica particular de este señor es que decidió no patentar sus inventos para motivar las innovaciones aeronáuticas, incentivando a los ingenieros e inventores a desarrollar nuevos proyectos y siendo uno de los más grandes contribuidores del desarrollo de la aeronáutica”. Tenía 59 años recién cumplidos cuando murió. Según sus datos biográficos, se hallaba muy mal anímicamente, en el contexto de una guerra civil que en aquel entonces sostenían en su país.

Foto: Jorge Newbery y Conesa. Al fondo, el Puente Concejal Pedro Bustos.

Deja un comentario