Actualidad

Noticias en cuatro líneas

La feria municipal de los días miércoles regresó a Plaza Mafalda tras la flexibilización de la cuarentena. En la imagen, se logran apreciar la nueva modalidad de ingreso, desde la perspectiva de Conde y Santos Dumont. El protocolo indica que los clientes deben aguardar su turno para pasar hacia el interior, en un tramo donde la calle Conde ha sido inhabilitada al tránsito vehicular.

Pese a la cuarentena, hay obras que continuaron realizándose en Colegiales y otros barrios. En la foto, se observa como la vereda de Álvarez Thomas entre Gregoria Pérez y Céspedes, fue parcialmente inhabilitada por trabajos de la empresa Edenor. Esto ocurrió a principios de julio. Días después, los vallados fueron quitados.

Existen letreros de diferentes aspectos, colocados por los vecinos a los efectos de impedir que otros vecinos arrojen los residuos en lugares no apropiados. En la esquina de Palpa y Ramón Freire, este cartelón constituye otro de los tantos avisos ideados con tal finalidad.

Son unos cuantos los negocios del barrio que, una vez iniciada la primera fase de aislamiento, lamentablemente ya no volvieron a abrir. Por ejemplo, esta sucursal dedicada al lavado de automóviles, ubicada en la esquina de Federico Lacroze y Conesa. La cafetería, perteneciente al mismo espacio comercial, también ha sido desmantelada.

A principios de marzo, antes del comienzo de la cuarentena, este automóvil siniestrado ya se encontraba estacionado en Conde al 1.000, próximo al nacimiento de Gregoria Pérez. Días atrás, todavía podía vérselo en la misma ubicación, aunque en un estado de mayor deterioro.

1 comentario

Deja un comentario