Barrio Mío

¿Qué es la «chimenea» que se ve desde las ocho esquinas?

Aquellos automovilistas y peatones que estando detenidos en Álvarez Thomas, a la altura de las “ocho esquinas”, giren la mirada levemente hacia la derecha, podrán apreciar, a lo lejos, una elevada torre de color ladrillo, con el aspecto semejante a una chimenea. ¿Cuántos vecinos nos hemos preguntado alguna vez qué será este inusual elemento que asoma por entre los árboles y las edificaciones de la zona?

Los más observadores, en su recorrido urbano, también se habrán dado cuenta a lo mejor, de que esta especie de “obelisco” no es tan extraña y no sólo se halla en el mencionado punto de la ciudad, sino que aparece en otros barrios porteños e incluso el Gran Buenos Aires. Por ejemplo, en Washington y Congreso (Coghlan), Gaona y San Nicolás (Floresta), Pacheco de Melo y Austria (Recoleta), Murguiondo y Coronel Garzón (Mataderos), o Humboldt y Murillo (Villa Crespo).

En realidad, de tener que confeccionar un listado que contenga a la totalidad, habría destinar nada menos que ochenta casilleros. Sí, suman ochenta estas supuestas chimeneas repartidas en diversos sitios del mapa porteño y bonaerense. El término “supuestas”, se basa en que en realidad no se trata de chimeneas sino de elementos de ventilación construidos a los efectos de oxigenar los conductos subterráneos y reducir el impacto de las emanaciones de gases procedentes de las cloacas, que serían muy fuertes en caso de no existir estas grandes herramientas de aireación.

En relación a la ventileta –tal su denominación correcta- de Álvarez Thomas, su acceso se encuentra a mitad de cuadra, entre la Avenida Forest y 14 de Julio, de la vereda par. Un muro gris, una puerta y un portón de color negro, constituyen la fachada del predio en el cual está alojada. Desde cierta perspectiva, es posible divisar también que un pino añoso está junto a la ventileta. Si se agudiza un poco la imaginación, la escena ofrece la tierna sensación de que árbol y torre, representan dos inseparables compañeros que desde las alturas vigilan lo que acontece en el barrio.

La «chimenea» emerge en las alturas de las «ocho esquinas», levemente a la derecha de la imagen. En la foto de arriba, se la ve en el predio de la Avenida Álvarez Thomas.

Las ventiletas datan de hace aproximadamente un siglo. Alrededor de 1920 terminaron de hacerse las ochenta, si bien la primera se construyó bastante antes, cerca de 1880. En su momento fueron diseñadas en el contexto de un plan integral de obras cloacales y de tendido de agua potable. En cuanto a los desechos subterráneos, atraviesan túneles que coinciden en una estación de la localidad de Wilde, en el sur del conurbano bonaerense. Desde allí, son derivados a una planta de Berazategui, también en el sur del Gran Buenos Aires, y volcados al Río de la Plata mediante un canal emisario.

Deja un comentario