Club A. Colegiales Deportes

«Levantamos un club que estaba destruido»

El presidente del Club Atlético Colegiales, Tomás Costa, se expresó a través de la cuenta oficial de Facebook de la institución. En esta etapa en la cual las entidades deportivas atraviesan horas difíciles, el joven dirigente abordó temas alusivos a la cuarentena y principales derivaciones que está causando el aislamiento en el club que preside desde hace casi un par de años. En esta nota se resumen algunas de las opiniones vertidas por Costa:

«Es un momento muy complicado para todos, pero en el que obviamente los clubes de ascenso somos los más perjudicados. Por suerte tenemos la ayuda de la AFA y su presidente Claudio Tapia porque de lo contrario la situación sería mucho peor”.

“Entre los sponsors que no están pudiendo pagarnos, el pago de las cuotas sociales que no está ingresando y la imposibilidad de vender indumentaria, el club está perdiendo entre un 45 y un 50% de los ingresos mensuales. Si a esto le sumamos a que somos un club ordenado, pero al que no le sobra absolutamente nada por mes, pasás de un déficit cero a un 50% de generación de deuda mensual. La situación es crítica, pero como les digo a todos los que me consultan por el club, Colegiales está bien, podría estar mejor pero también podría estar mucho peor”.

“Nuestro punto débil tal vez son los futbolistas que hasta que comenzó la cuarentena estaban al día y hoy estamos debiendo un porcentual de marzo, por lo cual estamos un poco menos de un mes abajo, lo cual viendo el panorama no está mal pero no es lo que nos gusta. Nosotros siempre tratamos de estar al día pero este contexto nos sobrepasó a todos».

«Estos dos años fueron muy buenos. Levantamos a un club que estaba destruido tanto económicamente, como social e institucionalmente. En junio del 2019, el secretario de Futbolistas Argentinos Agremiados nos felicitó por el trabajo que habíamos realizado y me comentó que Arsenal y Colegiales eran los dos ejemplos que ponían en el gremio para demostrar cómo un club al borde de la quiebra podía resurgir y volver a estar de pie. Personalmente creo que hemos puesto a Colegiales de pie y eso es un motivo de orgullo”.

“Colegiales era muy mal visto, los jugadores no querían venir, la Municipalidad estaba totalmente confrontada, había juicios por doquier, la masa societaria era paupérrima, había deudas con todo el mundo (jugadores, empleados, campo de entrenamiento, entes del estado, etc) y todas esas cosas por suerte las fuimos cambiando. Hay muchísimas cosas más por hacer, no digo que seamos perfectos ni mucho menos. Claro que tenemos errores y todos los días trabajamos por subsanarlos, pero todo lo que hacemos lo hacemos por amor al club y eso es innegociable».

«El futbolístico es un aspecto que a todos nos tiene muy preocupados. Si bien los últimos dos partidos que jugamos fueron derrotas, el plantel venía muy bien encaminado en el Clausura y teníamos la esperanza de pelear arriba. Ahora hay una incertidumbre total, no sabemos cuándo se reanudarán los torneos, si es que se reanudan, no sabemos si se completará el torneo o solamente se jugará el reducido, o tal vez resuelvan directamente los ascensos y comencemos ya el torneo siguiente. Realmente no sabemos nada ya que el virus es impredecible y tenemos que ver cómo avanza para ver cómo repercute en el fútbol. Lo único que sabemos es que no habrá descensos ni este año ni el que viene, lo cual es una buena oportunidad para seguir saneando económicamente al club”.

“El plantel está entrenando todos los días con una rutina que les da el preparador físico y que es supervisada por Argüello y su cuerpo técnico vía zoom, lo cual no es lo ideal pero es la única herramienta que tenemos hoy para poder tratar de mantener a punto el plantel. Con Facundo Argüello estamos constantemente en contacto y la semana pasada tuvimos una videollamada con él y los miembros de la subcomisión de fútbol para tratar varios temas y estar alineados con los pasos a seguir, ya sea que se reanude o no este torneo».
Foto: @tomicosta92/Colegiales Prensa y Difusión.

Deja un comentario