Barrio Mío

El antiguo nombre de un pasaje del barrio: misterio resuelto

Del Pasaje General Paz mucho se ha hablado en publicaciones que rescatan curiosidades del mundo porteño. Se trata de un pasaje privado, como tanto existen en la Ciudad de Buenos Aires. Tiene dos portones de acceso, uno por Ciudad de la Paz al 500 y otro por Zapata a la misma altura. Inclusive en este medio, se ha realizado más de una nota acerca del emblemático pasaje construido en 1925.

De lo que muy poco se ha dicho, no obstante, es que el General Paz tuvo otra denominación casi un siglo atrás: se llamó, fugazmente, Isabel Sánchez Vinent. Este dato del que probablemente muy pocos estén al tanto, figura en el Plano de la Ciudad de Buenos Aires, Edición Bemporat 1931/1932.

El mismo fue objeto de una investigación por parte de Alberto Gabriel Piñeiro, autor del libro “Las Calles de Buenos Aires. Sus nombres desde la fundación hasta nuestros días”. En una primera edición, en la obra se consigna que la calle denominada Isabel Sánchez Vinent “se encontraba designando a una calle o pasaje aparentemente ubicado en el barrio de Colegiales que no se ha podido identificar”, agregando que “tampoco se han encontrado referencias sobre el significado de este nombre”.

Pero en una segunda edición del mismo libro, se desentraña el misterio, llegando a la conclusión de que el Plano de 1931/1932, hacía alusión al pasaje en cuestión.  Así, el autor explica que “gracias a un aporte del señor Horacio Ramos, podemos precisar que se trata del pasaje actualmente denominado General Paz (Ciudad de la Paz 561 a Zapata 552, entre Olleros y Maure)”.

La investigación continuó a los efectos de dilucidar a qué mujer se había pretendido homenajear a través de esta nomenclatura. La búsqueda de Piñeiro y equipo, arribó a un exitoso final. En la misma página 223 del libro, se puntualiza que “Isabel Sánchez de Vinent (¿-?) según el testimonio de familiares lejanos, es la esposa del ingeniero Pedro Vinent quien, en 1925, construye los departamentos que abren sus puertas hacia este pasaje de carácter particular del que fue además su propietario por algunos años (Schere, Rolando, Pasajes, Buenos Aires, Colihue, 1998, p. 108)”.

Es decir que su creador, le dio al pasaje el nombre de su esposa. Más adelante, tomó la nomenclatura de una de las dos calles desde las cuales se accede -General Paz-, la cual se denominó de este modo hasta 1941, año en que el dicho nombre se trasladó a la avenida de circunvalación de la Ciudad de Buenos Aires, y a la calle de Colegiales se la renombró como se la conoce en la actualidad, Ciudad de la Paz.

En relación al ingeniero Pedro Vinent, el sitio Arqi, especializado en arquitectura, afirma que además “proyectó -junto con sus socios del estudio Vinent, Maupas y Jaúregui- otros edificios de renta y locales, entre los cuales pueden enumerarse los ubicados en Callao 868 y el de la esquina de Bernardo de Irigoyen e Hipólito Yrigoyen. Fue también el proyectista del barrio del Banco del Hogar Argentino -conocido como Barrio Inglés- en Caballito, entre las calles Valle, Del Barco Centenera, Emilio Mitre y la Avenida Pedro Goyena”.

Deja un comentario