Actualidad

La Línea D, elegida por los amigos de lo ajeno

La Línea D del subterráneo, que une Congreso de Tucumán y La Catedral, es utilizada de modo muy frecuente por los vecinos de Colegiales y alrededores: las estaciones Olleros y José Hernández, se encuentran dentro de los límites de nuestro barrio. Pero lamentablemente, también es muy utilizada por muchas personas que pretenden “trabajar” adueñándose de las pertenecías ajenas. Para muestra, basta este dato de la realidad: en los últimos tres meses  (entre octubre y diciembre) la Policía de la Ciudad informó acerca de siete episodios de inseguridad cometidos en algún punto de la mencionada línea de subterráneos. Estos sucesos fueron los que los uniformados resolvieron positivamente (es decir, donde los delincuentes fueron reducidos). De modo que habría que añadir aquellos casos en los cuales los ladrones –llevándose o no el botín e independientemente de que hubiere o no presencial policial- consiguieron darse a la fuga luego de actuar. El sentido común indica que estos últimos casos fueron los más numerosos pero, obviamente, se carecen de datos oficiales al respecto.

El siguiente, es un resumen de los actos delictivos que sí terminaron con la captura de los arrebatadores. (cómo dato no menor, cabe destacar que todos los episodios relatados se produjeron en estaciones que tienen andén central, desde los cuales es posible abordar formaciones que van tanto en una como en otra dirección).

-Dos delincuentes de nacionalidad chilena fueron detenidos en el andén central de Pueyrredón, tras robar un celular en la estación Olleros.

-La Policía atrapó a un ladrón que fue denunciado por un empleado de Metrovías luego que observara como le sustraía pertenencias a una joven. Fue detenido en la estación 9 de Julio.

-Tras una persecución el personal policial detuvo a una pareja que le había robado el teléfono en el subte a una pasajera de 17 años.  La víctima pidió ayuda y un hombre y una mujer, fueron finalmente capturados en la intersección de Diagonal Norte y Esmeralda.

-Este hecho también ocurrió en la estación Pueyrredón. Tras una persecución, un oficial logró detener al delincuente, quien le había robado el teléfono a una pasajera.

-El delincuente intentó sustraer el equipo móvil desde la cartera de una pasajera que esperaba para subir a una formación en la estación Plaza Italia. La rápida intervención policial evitó el robo.

-La Policía de la Ciudad detuvo en la estación Plaza Italia a un delincuente, de nacionalidad peruana, que intentó robarle el teléfono celular a una pasajera. Al percibir la maniobra la mujer avisó al personal policial, que actuó rápidamente y frustró el robo.

-Otro  hecho ocurrido en Pueyrredón, cuando los delincuentes intentaron sustraer el celular de un pasajero que esperaba para subir a una formación. Un hombre y una mujer, ambos de nacionalidad chilena, fueron detenidos.  La pareja también habían cometido otro ilícito: los oficiales se encontraban realizando tareas de prevención del delito, cuando observaron a uno de los ladrones empujar a un hombre que estaba por subir a la formación, mientras que el otro le sustraía la billetera y las llaves de la campera. Intentaron darse a la fuga, pero no lo consiguieron.

-Uno más en la misma estación: el imputado fue detenido mientras abría la mochila de un pasajero en el andén central de Pueyrredón. El personal de la División Subtes y Premetro de la Policía de la Ciudad observó a un hombre que manipulaba la mochila de un pasajero para robarle las pertenencias. Ante esa situación los agentes le dieron la voz de alto y lograron detenerlo luego de una persecución.

Deja un comentario