Actualidad

Noticias en cuatro líneas

Crámer entre Palpa y Teodoro García. Cuando hace varios meses parecía que las obras en la estación Colegiales se reanudaban, todo volvió a la paralizarse. El estado de este lugar es una muestra de lo que también ocurre en otros sectores. En 2020 se cumplirán cinco años desde el comienzo de las remodelaciones.

A pesar de que hace varias semanas se rehabilitó el tránsito en Elcano entre Zapiola y Freire, los trabajos en el arroyo subterráneo Vega, todavía no habrían finalizado. La mitad de la Plaza Portugal, por ejemplo, sigue albergando al obrador.

Jorge Newbery entre Freire y Conde. Un cartel anuncia la demolición de una antigua casa del barrio, y la posterior construcción de otro complejo de viviendas. Colegiales sigue cambiando…

Se inauguró en 2017 y a principios de 2019 fue cerrada por reformas. Estuvo varios meses inhabilitada, hasta que hace algunos días, la plaza de Giribone y Céspedes (ahora enrejada), quedó nuevamente abierta al público.

La afluencia de verdulerías en el barrio también se refleja en este local de Federico Lacroze y Martínez, que se estableció hace unos meses donde estaba la óptica Megaoptic, que a su vez, se mudó unos metros hacia Delgado, sobre la misma cuadra. ¡Éxitos a todos!

En Zapiola al 1100, empleados de tránsito a punto de llevarse un automóvil estacionado de manera incorrecta. La fotografía la envió el lector Rubén La Cava.

En Céspedes entre Conde y Martínez, echaron veneno para ratas al pie de este árbol. El vecino que lo presuntamente lo hizo, tuvo la deferencia de colocar un cartel en el tronco, para que los dueños de los perros estén avisados. Cuando la foto circuló por redes sociales se armó una polémica en torno a quién había sido el autor del letrero y si era veneno para ratas u otra sustancia lo que habían echado.

Colegiales-Retro… Así estaba la Plaza Mafalda, hace aproximadamente diez años. La perspectiva corresponde a la esquina de Conde y Santos Dumont.

Deja un comentario