Actualidad

La despedida de Masticar

El panorama en Zapiola y Matienzo, horas antes del inicio de su décima temporada. 

Fueron diez ediciones. Nueve de ellas, en Colegiales. La restante, en Mar del Plata. La Feria Masticar tuvo en agosto su multitudinario evento y según todo parece indicar, ha sido el último en el barrio. La venta del predio municipal de exposiciones llamado El Dorrego, cuya dirección es Zapiola 50, sería el punto final de Masticar en Colegiales. Hace unos meses, no sin la cuota de polémica siempre presente, los terrenos fueron rematados y dentro de un tiempo por ahora desconocido para numerosos vecinos, comenzaría la construcción de una línea de edificios sobre la calle Freire, en lo que equivale a una superficie aproximada al 35 por ciento de la manzana. El porcentaje restante, sería destinado a un espacio público.

Esta modificación sustancial del área y su pasaje a manos privadas, se convierten en una consecuencia directa de la mudanza que debería realizar el megaevento gastronómico, que se celebra en Colegiales desde su primera edición, en 2012. En principio, fue solamente en El Dorrego. Más adelante, y dado el crecimiento que tuvo Masticar, se extendió también al Polideportivo Colegiales, el predio vecino. Esto ocurrió en mayo de 2016 y acarreó acaloradas discusiones, en función de la decisión de cerrar el Poli durante unas tres semanas, para recibir un evento de índole privada, y de los daños sufridos por las instalaciones tras la exposición. A modo de compensación, los organizadores de Masticar costearon la cancha de césped sintético que el Polideportivo estrenó algunos meses más tarde.

En 2017, fue la única vez que se realizaron dos ediciones en el mismo año: mayo y noviembre. La diferencia es que además de El Dorrego, ya no se utilizó el citado centro deportivo, sino el predio de enfrente: el de la Universidad Católica Argentina, también ubicado sobre la calle Freire al 100. La UCA, junto con El Dorrego, albergó a la Feria hasta su última edición, entre el 14 y el 17 de agosto de 2019.

Es una incógnita que sucederá el año que viene. En Colegiales quizás haya gente que extrañará la afamada muestra culinaria. Otros, estarán aliviados porque ya no tendrán que soportar los incómodos cortes de tránsito y un cierre de calles que, incluso, se extendía por varios días, anterior y posteriormente a las tradicionales cuatro jornadas que abarcaba la feria.

Deja un comentario