Actualidad

Reinauguración, susto y cierre de un sector de Plaza Garicoits

En abril, la plaza San Miguel de Garicoits comenzó a ser refaccionada. En primer lugar se inhabilitó el sector infantil con la finalidad de introducir allí modificaciones sustanciales, como ser el reemplazo del piso de arena por la superficie de caucho que de a poco, empezaron a tener las plazas de todos los barrios capitalinos. Además se sacó la totalidad de los juegos (hamacas, tobogán, sube y baja, etc) y se colocó otro grupo de juegos.

Las rejas grises que rodeaban al sector infantil, separándolo del resto de la plaza, fueron quitadas. En el centro del renovado espacio, se asentaron mesas y asientos de cemento. Las obras duraron cerca de tres meses. En el transcurso de dicho lapso, también se inició la remodelación de otras zonas del predio delimitado por las calles Delgado, Virrey Loreto, Virrey Arredondo y la avenida Álvarez Thomas. Entre otros trabajos, se realizaron mejoras en el césped y en las veredas laterales, se plantó nueva vegetación, se pintaron las rejas externas y se agregaron piedritas de ladrillo en los caminos internos. Mientras estos trabajos todavía continúan, el sector de niños quedó reinaugurado en los primeros días de agosto. Un barco gigante y demás atracciones, ocasionaron gran fervor en el público menudo, que en grandes cantidades llenó la plaza en los días post-estreno.

El lugar que casi provoca la tragedia.

Sin embargo, solo algunas horas después de la reapertura, la tragedia estuvo muy cerca de hacerse presente, cuando un nene de cinco años se cayó de uno de los nuevos juegos, lastimándose fuertemente la cabeza. El chico fue hospitalizado y tras el lógico susto, evidenció una recuperación. Todo esto tuvo rápida divulgación por las publicaciones realizadas por su familia en el facebook, lo que generó que al día siguiente, las autoridades cerraran los riesgosos juegos, causantes del episodio que afectó al pequeño usuario: unos postes compuestos por esferas amarillas, dos «pirámides» de cemento -allí se habría golpeado la cabeza el chico-, y otros trepadores con sogas.

Pocos días después del estreno, la zona fue clausurada con vallas.

La zona fue vallada y con la presencia de obreros en el sitio inhabilitado, se iniciaron las reformas tendientes a neutralizar el serio peligro ocasionado por estos elementos. Las pirámides, están siendo  revestidas de una capa de caucho con el objetivo de amortiguar las caídas.  Su reapertura, podría acontecer en los próximos días.

Comentarios

  • Finalmente sucedió. Quitaron las rejas del sector infantil…Ahora bicicletas , monopatines, pelotazos, perros sueltos, chicos mas grandes corriendo, todo pasa por el mismo lugar donde caminan y juegan bebes y nenes que apenas caminan…no habrá que esperar mucho para el siguiente «susto».
    Donde antes se podía estar tranquilo ahora gracias a la sacada de rejas y los juegos que obstruyen la visión los padres tienen que estar corriendo atrás de los nenes porque no saben que puede pasar, por donde pueden salir, y peor aún cualquiera puede acceder a ellos desde cualquier lado…Evidentemente quien diseño esto no tiene idea.

    • Todo muy bonito, llamativo y caro…
      Sacan los areneros para sembrar de cemento un lugar donde juegan criaturas.
      Mesas, bancos y bordes de hormigón que configuran obstáculos para les niñes con el consecuente peligro ya que tienen sus bordes filosos.
      Pisos de goma no apto para caídas…
      La tragedia estuvo cerca esta vez.
      Yo preferiría que dejen de llenar la ciudad de obras inútiles que solo sirven para sobrefacturar y se dediquen a lo verdaderamente importante. Y a mis vecinos que votan esta bosta que se saquen la venda de los ojos …

  • Aun siguen arreglando esa zona de juegos. Ya casi les toma un mes. Además cerraron también que barco pirata y la gente deja que sus hijos entren de todos modos a la zona claudurada. Una vergüenza el. Tiempo q tardan en re arreglar los juegos y otra vergüenza q no podamos enseñarles a nuestros hijos las pautas sociales de q si algo está clausurado no se puede entrar. Tenemos lo q somos

Deja un comentario