Actualidad

Se inauguró, pero siguen las obras

«Con la inauguración de la Plaza Clemente sumamos un nuevo espacio público en uno de los barrios que más plazas necesitaba. Un proyecto que hicimos en conjunto con los vecinos de Colegiales, quienes nos compartieron sus ideas y ahora van a poder disfrutar entre este nuevo espacio y la Plaza Mafalda más de una manzana y media de parque». Mediante estas líneas, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires promocionó a través de Internet la habilitación de este espacio verde, instantes después de que sus funcionarios realizaran la inauguración oficial.

Cierto es que, como señala el comunicado, el diseño de la plaza fue efectuado en conjunto entre el Gobierno y grupos especializados afines a los vecinos. Luego de que quedara atrás la puja entre ambos sectores, el acuerdo para que la participación vecinal estuviera incluida en el proyecto, dio por resultado un parque con vegetación autóctona de la zona del Río de la Plata y caminos de cemento pintados de color rosa. Si se observa la manzana desde lo alto, se podrá comprobar que los senderos conforman en apariencia, una gigantesca gota que da la impresión de haber impactado contra el suelo (foto).

Foto: La Nación – Crédito: Jorge Vidal.

En total, son 7280 metros cuadrados, separados por sectores, cada uno, con una propuesta diferente. Entre las atracciones, se pueden encontrar «un anfiteatro, vaporizadores, mesas comunitarias, observatorio de mariposas, espacio de contemplación, juegos inclusivos y un sendero de vegetación educativo», informó el Gobierno de la Ciudad, agregando que son 52 mil los vecinos del barrio de Colegiales que se benefician con la nueva plaza y que ésta es cien por ciento accesible al disponer de rampas y planos hápticos para no videntes. «Además, cuenta con árboles nativos organizados por tres regiones naturales -el Pastizal, la Selva Marginal y el Talar-, lo que permite cultivar especies que atraen a mariposas y aves», indicaron.

Una de las modificaciones introducidas en la zona, es el nuevo aspecto de la calle Conde entre Concepción Arenal y Dorrego. Anteriormente era una cuadra empedrada, con circulación vehicular en ambos sentidos y veredas convencionales. Ahora la calle fue asfaltada, se redujo su velocidad máxima a 10 km por hora, se convirtió en mano única -hacia Dorrego- y la acera y la calzada quedaron a un mismo nivel.

Frente a uno de sus laterales, el de la calle Conde, la Plaza  Clemente limita con Canal 9. En el lateral de Concepción Arenal, con la Plaza Mafalda. En Enrique Martínez, con el Mercado de las Pulgas. Y en Dorrego, con viviendas y comercios que ya forman parte del barrio de Palermo.

Si bien la plaza fue habilitada al público el 1º de julio, ese lunes aún no se habían terminado las obras y los operarios continuaron con su trabajo luego de la inauguración.

Deja un comentario