Gente de Cole

Enrique Banchs, el vecino que hizo ruido con su silencio (II)

En nuestra edición anterior, destacábamos algunos hitos y características de la vida de Enrique Banchs (1888-1968), aquel vecino al que ciertos entendidos en la materia, señalaron como el más grande poeta argentino, y que misteriosamente, luego de los éxitos iniciales decidiera no publicar nunca más sus piezas literarias.

A pesar de que la nota ocupaba un importante centimetraje en función del acotado espacio de esta publicación, las vivencias de Don Enrique han sido tan prolíficas, que abundante material quedó al margen del primer artículo, especialmente, lo que se refiere a material fotográfico aportado generosamente por su nieto Roberto.

De modo que de acuerdo a aquello que nos quedó en el tintero, resolvimos, mediante una nueva entrega, continuar ilustrando algunos aspectos de su biografía, que sin dudas, merecen ser considerados.

Foto principal: Toda la elegancia de un jovencísimo Enrique. Las fotos fueron tomadas en los albores del siglo pasado.

Una página de un libro-revista de Editorial Sur, da cuenta del poema «Enrique Banchs», que le dedicara Jorge Luis Borges.  «Él hace una lucubración poética, no rigurosa, como intentando desentrañar el silencio de Enrique Banchs», apuntó su nieto Roberto. El poema dice:

Un hombre gris. La equívoca fortuna

hizo que una mujer no lo quisiera;

esa historia es la historia de cualquiera

pero de cuantas hay bajo la luna

es la que duele más. Habrá pensado

en quitarse la vida. No sabía

que esa espada, esa hiel, esa agonía,

eran el talismán que le fue dado

para alcanzar la página que vive

más allá de la mano que la escribe

y del alto cristal de catedrales.

Cumplida su labor, fue oscuramente

un hombre que se pierde entre la gente;

nos ha dejado cosas inmortales.

En familia, en la vivienda de la calle Delgado 835. Junto a su esposa Luisa y sus hijos, Enrique Luis y Marta.

La biblioteca que lleva su nombre, se encuentra en Parque de los Patricios. En ese barrio también una escuela primaria se denomina de esa manera.

Un recorte del diario La Razón, del 28 de agosto de 1982. Se explica el motivo por el cual, una calle de Saavedra, será llamada Enrique Banchs: «…por la extraordinaria calidad de su obra poética, que integra cuatro volúmenes, el último de los cuales se publicó en 1911 con el título ‘La urna’, en cuyos poemas se une la ternura y limpidez de la forma, una profunda intimidad lírica».

La calle Enrique Banchs, posee una extensión de tres cuadras, en el barrio de Saavedra.

Esta plazoleta está en el mismo barrio y también se denomina Enrique Banchs. Se halla a metros de la avenida Cabildo, en el nacimiento de la avenida San Isidro.

La placa que hizo poner Canal 13. Un recorte de la revista Flash, de 1988, dice: «En el sitio ha sido colocada la placa recordatoria que vemos en la foto (San Juan 1136) existió hasta hace unos 15 años la casa natal de Enrique Banchs. El predio fue adquirido por Canal 13 y la vivienda, demolida. Pero por iniciativa del profesor Oscar Schiariti y del productor Carlos Pierre, las autoridades de la telemisora resolvieron rendir homenaje al gran sonetista argentino, salvando del olvido un lugar que debe seguir siendo histórico».

Deja un comentario