Actualidad

Nuestro director presentó su libro en Colegiales

Ahora en el barrio de Colegiales, nuestro director, Pablo Wildau, presentó el libro «Completos en el nombre de Yeshúa», del cual es coautor junto a Marcelo Sztern, quien también estuvo en la ceremonia de presentación de esta obra literaria compuesta de doce testimonios (entre ellos, los de los autores) con un tema en común: son judíos que creyeron en Jesús (Yeshúa, en su idioma original) y a través de este libro de 200 páginas, dieron a conocer las fuertes experiencias de vida que los llevaron a concluir que Jesús es el Mesías que está esperando el pueblo de Israel. En septiembre, tuvo lugar la presentación en la sede del Ministerio Bet-El al Mundo, en Alberti 40, esquina Rivadavia.
Sin embargo, había quedado pendiente el acto en el barrio de Colegiales, algo que finalmente pudo llevarse a cabo el domingo 9 de diciembre, en la iglesia El Buen Pastor, de Federico Lacroze y Zapiola.
Junto a familiares, amigos y la gente de la congregación, que amablemente cedió las instalaciones para el evento, los escritores compartieron agradables y emotivos momentos. Ambos hicieron uso de la palabra e invitaron a que también lo hiciera uno de los invitados, Guillermo Sedaca, quien fuera una de las doce personas que brindó su testimonio en las páginas del libro, y cuya madre, de 94 años, vive en Olleros y Freire.
Nuestro director, hizo hincapié, al igual que en la primera jornada, en lo que significa la presencia de Dios en su vida. «Me siento absolutamente bendecido por todo lo que soy gracias a Él y por la maravillosa familia que me ha dado».
Marcelo Sztern, por su parte, compartió la experiencia que le tocó vivir hace unos meses, ya que su padre falleció tras haber sufrido un ACV. «Mi viejo no leía casi nunca pero éste libro lo leyó entero. Él era reacio a creer… Unos días después me contó que soñó que se iba a vivir a Israel. Estaba muy conmovido. Me permitió que orara por él, que hiciéramos la oración de fe… Y lloró. Al poco tiempo se enfermó y en un par de semanas, murió. Es duro, lo extraño, pero yo sé que en este tiempo aceptó al Señor y ahora está en presencia de Él. Eso me pone muy feliz».
Finalizado el acto formal, los autores agradecieron al público y se entregaron a un placentero protocolo: recibir saludos, felicitaciones y firmar ejemplares.

Pablo Wildau y Marcelo Sztern, junto a Guillermo Sedaca (centro), con su ejemplar de «Completos en el nombre de Yeshúa».

Deja un comentario