Barrio Mío

En Colegiales tienen su espacio

Símbolos de una época. Dueños del paisaje automotor de los años 60′, 70′ y 80′, hoy están discontinuados, pasados de moda, raleados de las calles porteñas. Sin embargo, en Colegiales aún quedan algunos. Desde este espacio, proponemos darles el valor que se merecen.

En Teodoro García entre Freire y Zapiola, un viejo Fiat 1500 le ofrece a la cuadra un panorama diferente. Rodeado de modernos vehículos, la mayoría representando a una clase media más vapuleada cada día, y algún que otro coche de alta gama, este auto parece salido de una película en blanco y negro.
Poco a poco, van quedando menos de estos ejemplares en la ciudad, ya que el mentado progreso los posterga, sustituyéndolos por los nuevos modelos que impone el mercado automotor. Y lo que sin dudas lo hace más llamativo todavía, es su condición de rural o familiar, versión que si en su época ya le dada un toque particular, con más razón en la actualidad, donde la frecuencia con la que aparece por las calles es considerablemente menor.

El modelo comenzó a fabricarse en 1963. En la foto principal de esta nota, el Fiat 1500 de la calle Teodoro García.

En relación al Fiat 1500 que desde hace muchos años «duerme» sobre Teodoro García, es evidente que sus mejores épocas ya han sido consumidas. Su carrocería más amarronada de lo que fue el color original y algún que otro parche en la pintura son un claro indicio. No obstante, para su propietario, quizás el cariño que le tiene, en parte logre disimular las incomodidades que el auto padece en función del paso del tiempo,
El Fiat 1500 nació en Italia en 1963 (a la Argentina también llegó en este año) y se fabricó hasta 1967. El más evolucionado Fiat 125, está considerado como su sucesor por los especialistas.

Deja un comentario