Club Juventud Deportes

El futuro está en las inferiores

El semillero de Juventud da sus frutos… Jugadoras de todas las categorías nutren al vóley femenino que interviene tanto en la Federación Metropolitana como en la Liga Univilo. La Voz de Colegiales conversó con tres chicas que ya cuentan con una interesante trayectoria en la institución.

Martina Delgado (17 años).
«Estoy en Juventud hace tres años y juego en el Sub 19. Siempre me gustó el deporte. Vivo a cinco cuadras de la sede y un día, caminando por el barrio, vi a una chica que andaba con rodilleras. Le pregunté dónde jugaba y me dijo que acá. Así me decidí a venir. Me acompañó mi prima, que también hizo vóley. El club me re gustó y desde ese momento, no paré más».
«Este año el equipo se unió un montón. Los entrenamientos son una mezcla de todo: trabajamos y nos divertimos. A veces las prácticas son duras porque hay cosas que tenemos que mejorar y no siempre nos salen, pero tratamos de pasarla bien».
«Yo estoy terminando el colegio secundario y dentro de la cancha, mi puesto es el de ‘central’. Me pusieron ahí cuando, después de haber jugado en otros lugares, el cuerpo técnico vio que llegaba bien a la red. Pero sé que todavía me falta aprender un montón».

Catalina Muszalski (19 años).
«Vine por primera vez a Juventud hace cuatro años. Vivo muy cerca, a dos cuadras de la sede. Llegué través de una amiga. Probé, me gustó y seguí. Jugué un tiempo, luego estuve en Harrod’s y después volví».
«Yo integro el Sub 21. Es un plantel que me encanta, porque somos un grupo muy unido. Ya nos conocemos un montón y eso crea una relación distinta, un vínculo re importante. Gracias a eso en la cancha se te hace más fácil. Tal vez sin hablar, ya sabemos qué piensa cada una. En lo personal, me gusta que sea así, por eso estoy contenta con este presente».
«Mi posición es la de ‘punta’. Fui rotando por varios puestos y quedé en éste. A mí me encanta jugar ahí, creo que es la posición ideal. Obviamente, tengo mil cosas para mejorar e ir aprendiendo, y eso es lo que día a día intento hacer».
«Además de jugar al vóley, trabajo como traductora de inglés en la Escuela ORT y estudio Diseño Industrial en FADU».

Julieta Correa (17 años).
«Empecé acá hace dos años. Yo jugaba en River pero tenía ganas de cambiarme a un club donde no hubiera tanta competencia. Una amiga me recomendó que viniera… Me dijo que Juventud era club de barrio con buena onda y que las chicas eran muy unidas. Me probé y quedé».
«Vivo en Chacarita y curso el último año del secundario en el Compañía de María. Con respecto a mi posición, por un pedido mío ahora estoy jugando como ‘punta’, después de haber sido ‘líbero'».
«El equipo está mejorando, entre nosotras hay una linda relación, nos pudimos sociabilizar más y logramos una unión que quizás hasta hace algún tiempo no teníamos».
«En el juego, al Sub 19 también lo veo mucho mejor, tenemos que seguir progresando pero lo positivo es que estamos más unidas».

Deja un comentario