Club Juventud Deportes

«El objetivo es sacar a los chicos un rato del departamento y de la tecnología»

La primera parte del año culminó para el fútbol infantil de Juventud de Belgrano, con la satisfacción por parte de sus integrantes, de continuar en la buena senda. En resumidas cuentas, es eso lo que se desprende de la opinión del cuerpo técnico, conformado por Emanuel Orellana (a la derecha de la foto)y Nicolás Sadi. Con ambos, conversamos al finalizar uno de los entrenamientos del receso invernal:

«Fue una buena temporada para todos»
Emanuel Orellana, el director técnico de las categorías infantiles, señaló:
«Lo vi bien a Juventud… Creo que vamos sumando de a poco en cuanto a los objetivos y al desarrollo de los chicos en esta actividad. La realidad es que si nos fijamos en los resultados, seguimos mejorando. Esta es nuestra cuarta temporada de competencia y a través de cada una, siempre fuimos progresando un poquito más. Estamos haciendo las cosas lo mejor posible en el ámbito en el que nos toca trabajar. Fue una buena temporada para todos, y muy positivo el rendimiento de las tres categorías que compitieron en la Copa BA del torneo LIA».
«La 2004/05 quedó segunda, a tres puntos del primero. Estábamos arriba y si el segundo perdía su partido quedábamos punteros nosotros, pero bueno, se dio así. La 2006/07 quedó tercera y es un merecido lugar, mientras que la 2008-09 terminó en el cuarto o quinto puesto».

Categorías 2006/07.

«Otra categoría se nos cayó, la 2010-2011, y aunque es complicado veremos si para la segunda parte del año podemos rearmarla o seguimos con lo que tenemos. Los chicos habían empezado a jugar pero al ser muy pocos no tenía sentido seguir presentando el equipo».
«En general hay una buena presencia de chicos en todas las categorías. Este año se sumaron unos cuantos. Tengamos en cuenta que además de los que intervienen en este torneo, hay un grupo inicial, sólo recreativo. Y después también están los nenes que únicamente vienen a entrenar y juegan un poquito, aunque no torneos».
«En el aspecto que más se mejoró es en el juego colectivo. Pasaron de ir detrás de la pelota, a poder apoyarse más en los compañeros, a entender más el juego, a hacer circular la pelota, a no deseperarse, a no trabarse. Falta mejorar más en definición y en salida desde abajo, pero en líneas generales venimos jugando cada vez mejor, y estamos bastante conformes por cómo evolucionaron los chicos».
«Las ganas de coronar esto con una vuelta olímpica en el próximo campeonato siempre están. Ojalá se dé y no dejamos de confiar. Es difícil, pero tampoco es que estamos con la cabeza puesta en eso. Nosotros continuamos afirmando que esto es un lugar para sacarlos del departamento, para alejarlos por un rato de la tecnología. El objetivo es brindarles un espacio para que vengan y se diviertan. Si aparece el plus de ganar una medalla, una copa o dar una vuelta olímpica es bienvenida. Aunque si eso no se da, se trabajará desde otro lado».

«Estoy contento por los chicos»
El ayudante de Orellana, Nicolás Sadi, también opinó sobre el presente de Juventud en el fútbol. Por otra parte, la nota es de utilidad para conocer un poco más a este muchacho de 23 años nacido en Tierra del Fuego:
«Hace seis años que vine a Buenos Aires, a estudiar en el profesorado de Educación Física. La adaptación no me costó mucho, siempre me las arreglé solo porque mis viejos laburaban todo el día, y la ciudad ya la conocía al tener familia acá. Así que no fue un gran cambio para mí».
«Aparte de lo que hago en el club, trabajo en el colegio Árabe Sirio y desde hace un año vivo junto con mi hermano menor en Caballito. Antes lo hice cinco años en Palermo».
«A Juventud llegué hace casi tres años, de la mano de Emanuel. Nos conocimos en el profesorado y me abrió las puertas del club. La pasamos muy bien, compartimos cancha, equipos, alumnos, todo. Le estoy muy agradecido».

Categorías 2004/05.

«De aquellos comienzos, recuerdo que me dijo que había una posibilidad de trabajar con los más chiquitos, los de tres y cuatro años, haciendo una suplencia. Pegué buena onda con la gente del club, más adelante se fue otro profe y terminé quedando yo».
«Mi función es tratar de transmitirle mis conocimientos a los chicos. Yo jugué futsal prácticamente desde que nací, y fui aprendiendo cosas de varios técnicos que tuve en mi provincia. Aparte saco cosas de internet, de la tele, y todo lo voy volcando dentro de la cancha. Ahora ya no juego futsal, nada más lo hago informalmente con mis amigos en cancha de once».
«En el torneo fuimos de menor a mayor. Siempre nos cuesta al principio, ya que nosotros entrenamos en una cancha de cemento y vamos a jugar al césped sintético. La pelota es más grande, rueda más despacio y los chicos no están tan acostumbrados. Pero después, bien… Los resultados se dieron y estoy contento más que nada por ellos».

Deja un comentario