Club Juventud Deportes

Las hermanas Dos Santos

Paloma y Malena Dos Santos llegaron al club a principios de 2017 para actuar en el voley recreativo. Poco después, pasaron a conformar los planteles de las divisiones inferiores a partir de la grata impresión que su desempeño causó en el cuerpo técnico. Hoy, ambas son integrantes del elenco que participa en la Liga Unilivo. Su arribo a la institución de la calle Virrey Avilés amerita que las jugadores relaten la curiosa anécdota. A continuación, también ofrecen su opinión de temas vinculados a la actualidad de Juventud:

«Nosotras jugábamos en el club Italiano de Caballito. Una vez nos tocó enfrentar a Juventud en condición de visitante. Llegamos temprano con nuestro papá y vimos que estaba jugando el recreativo. Nos llamó la atención que había gente grande practicando, estaba muy bueno el entrenamiento que hicieron. Nos quedó una muy linda impresión del club».

«Unos años después, a Italiano fue una chica que jugaba en aquel equipo recreativo. Un tiempo más adelante nosotras nos fuimos del club y le pedimos a esta chica que nos informara cómo había qué hacer para venir. En síntesis, a principios de 2017 empezamos en el recreativo, nosotras dos y papá. Cuando Tincho (el DT Martín Riojas) nos vio, quiso saber si nos gustaría pasarnos a los equipos juveniles, ya para competir».

«Somos un grupo que viene entrenando desde el año pasado. Yo siento que en 2018 nos afianzamos más. Las prácticas ya no son tan básicas, estamos aprendiendo más de táctica. Eso está bueno. Además nos conocemos mejor y nos divertimos mientras entrenamos».

«Las dos integramos el mismo equipo. Hemos jugado siempre juntas, algo positivo porque tenemos una confianza adicional. Nos corregimos mutuamente. También hablamos mucho de voley con papá. Él sigue en el recreativo y viene a vernos seguido. ‘Que tu papá venga siempre’, nos dicen nuestras compañeras. Es muy divertido».

«Mejoramos y aprendimos un montón desde el año pasado. Tincho, el DT, trae métodos de entrenamiento muy dinámicos y además la preparación física va cambiando semana a semana».

«A principio de 2018 se fueron bastantes chicas. El grupo ahora es más reducido aunque lo positivo es que ya conocemos las características de juego de cada una, sabemos que somos las que somos. Si viniesen compañeras nuevas se tendría que iniciar todo un ciclo de vuelta».

«Vivimos en Caballito, venimos en colectivo, no estamos en el barrio pero tampoco es tan lejos. Esto nos gusta por lo familiar que es. Es como una gran familia del deporte».

Tarde de entrenamiento en Juventud. Malena y Paloma cumplen con la rutina física a un costado de la cancha.

Deja un comentario