Gente de Cole

De la calle al teatro, pasando por la plaza

El conjunto musical Vecina está liderado por Laura Ledesma y Marianela Cuzzani. Surgido en 2010, hace algunas semanas, su agenda se llenó de compromisos debido a un hecho muy concreto: la presentación de su disco Formas de Bucear. Es por eso que en la previa al show que ofrecieron en el teatro Caras y Caretas, las chicas realizaron el exhaustivo circuito de prensa que le permitió estar en medios de todo el país.

Las «Vecina» en mayo, en el Caras y Caretas.

En las notas que concedieron, no se olvidaron de mencionar que gran parte de su trayectoria la hicieron en nuestro barrio. Difícil no retrotraer la memoria al atardecer de aquellos domingos en los cuales se presentaban al aire libre, en la calle Gregoria Pérez entre Conde y Martínez. En esos cien metros el acceso vehicular se interrumpía y tanto vereda como calzada, se colmaban de un público familiar, que llegaba con mate y termo, bien predispuesto a disfrutar de un par de horas de la música tranquila de Vecina. Primero la asistencia dio para que los recitales se hicieran sin dificultades sobre Gregoria Pérez. Pero cuando al cabo de un par de años el boca a boca había traído más y más espectadores, los shows -siempre con modalidad gratuita- se trasladaron algunas cuadras, aunque sin alejarse del barrio: la plaza San Miguel de Garicoits, entonces, pasó a ser su escenario durante numerosos domingos.

Una imagen de sus primeras presentaciones en Colegiales.

El grupo se animó a más y comenzó a llevar su música por otras plazas de la Capital. Casi en simultáneo iba surgiendo el material para su tercer trabajo discográfico. Finalmente, la banda desembarcó en el teatro el 18 de mayo, con el objetivo de dar a conocer «Formas de bucear».
En la gira mediática previa, se encargaron, entre otras declaraciones, de dejar conceptos de lo que significó aquel tramo colegialense de su historia. Así, «empezamos a crecer cada vez más, por lo que tuvimos que pedir permiso para cortar la calle y todo. Luego nos fuimos a la calle Gregoria Pérez y una vecina fue la que nos invitó a tocar en su casa», le contaron a Juan Di Natale en Radio Cantilo.
En Clarín revelaron: «Elegimos una calle estratégicamente oculta, y la gente se acostumbró a ir con la lonita, el mate… Cuando empezaron a acomodarse en la vereda de enfrente y todavía no teníamos el corte, empezamos a sacar unas cajitas de sonido chiquitas, y la gente seguía en el mínimo volumen. Y al día de hoy se perpetúa. No es un carnaval, o un corte de calle de un centro cultural».
En radios a las que fueran invitadas, aprovecharon para cantar. Y ocurrieron situaciones, para ellas, atípicas. Por ejemplo, en Nacional Rock lo hicieron en el horario de las 7 AM. En su entrevista para la Once Diez, les tocó cantar en la Feria del Libro.

En la plaza Garicoits se reunió una multitud, cuando se «mudaron» de escenario.

«La ‘situación vereda’ nuestra no es la de un piquete. No hay esa cosa que pasa en la otra calle. En la vereda de Vecina terminamos de tocar y una señora nos viene a traer dulce casero. Si cantásemos otra cosa, sería falso, porque eso no pasa en nuestra vereda. Nosotras salimos a ofrecer lo mejor que tenemos y la gente nos devuelve lo mejor que tiene para ofrecernos. Nació así. No nacimos saliendo a decir que no tenemos donde tocar. No salimos con enojo. Entonces la gente que viene a vernos es gente que quiere tirar una lonita, venir con su bebé -hay mucho bebé, mucho nene chiquito bailando, mucha bici-; me parece que la gente agarró lo que estábamos diciendo, y nos devuelve eso», le dijo Nela a Clarín.

La interrupción al tránsito en Gregoria Pérez y Conde. Aún tocaban en la calle.

De todas maneras, las tardecitas de Gregoria Pérez, ya son parte del recuerdo, pues el grupo creció y la calle les quedó chica. Hoy, da cierta nostalgia ver que ya no existen más los domingos de mate y reposera sobre el cemento, aunque al mismo tiempo, cómo no alegrarse por el progreso de las chicas. ¡Felicitaciones Vecina!

Deja un comentario