Actualidad

Enero y un cierre con sobresaltos…

Enero iba consumiendo sus días finales con serenidad, cuando en la última semana del primer mes del año, algunos episodios seguidos concitaron la atención del barrio, y no precisamente por ser temas agradables.

Fuego en Céspedes al 2900 (entre Conesa y Zapiola): esta cuadra caracterizada por la calma -no pasan colectivos y el tránsito es escaso- se vio alterada cuando por en atardecer del día 26 una casa del lado impar sufrió un incendio. La autobomba se dio cita en el lugar rápidamente y luego de unos minutos las llamas fueron extinguidas. En la esquina de Zapiola y Céspedes el tránsito fue interrumpido por un movil policial. En cambio, algunos vecinos de a pie atravesaron la zona vallada y contemplaron el trabajo de los bomberos, hasta que cesó el siniestro y regresó la tranquilidad. El fuego se abría iniciado por un cortocircuito, sin que hubiera ocupantes en la casa en el instante en que se inició.

Ciclista atropellado: en Enrique Martínez y Jorge Newbery, una persona que circulaba en su bicicleta fue embestida por un automovilista, sin consecuencias graves pero con flor de susto para los protagonistas. En Martínez hay ciclovía doble mano y según quienes están cerca de ella, son más frecuentes de lo pensado estos accidentes, lo que avivó la polémica en torno a un par de cuestiones. Por empezar, el hecho que se da en tantas ciclovías de la Capital, que son doble mano mientras la calle es mano única. Esta problemática siuación favorece los accidentes pues los conductores que cruzan estas calles tienen la tendencia de mirar sólo en dirección del tránsito vehicular, sin reparar en que del lado opuesto puede venir un ciclista. La responsabilidad también recae sobre ellos ya que en muchos casos tienen una imprudencia que pone en riesgo su propia integridad física y la de los demás.


En relación específica a esta esquina, cabe acotar que la falta de semáforos o de lomas de burro, acentúa el peligro.

Intento de entradera: en Conde al 900 (entre Palpa y Céspedes), la Policía frustró un robo actuando rápidamente y deteniendo a tres personas que trataban de ingresar a una vivienda por los techos.

Una empleada de la casa llamó al 911 y el operativo que el personal policial llevó a cabo tuvo como resultado la pronta detención de tres hombres de nacionalidad paraguaya, en cuyas mochilas se hallaron elementos para barretear puertas.

Deja un comentario