Actualidad

Por oposición de vecinos, la obras reductoras de velocidad estuvieron paradas

En Villa Real, el malestar de un grupo de vecinos impidió que comiencen las obras que apuntan a reducir la velocidad del tránsito a un máximo de 30 kilómetros por hora. La idea del Gobierno es implementar medidas que obliguen a los conductores a adaptarse a un plan de reordenamiento, y tomarlo como prueba piloto para que a futuro también funcione otros barrios.

Las innovaciones tienen que ver con la construcción de maceteros en las esquinas y de canteros cercanos al cordón de las veredas, pero en la calzada. Así, los automovilistas no podrán circular en línea recta y, teniendo que hacer zigzag, reducirían la velocidad. Villa_Real_maceteros

El barrio está dividido en relación a esta cuestión. Los que no están de acuerdo, no solo  reclamaron de palabra, sino que pasaron a los hechos, interponiéndose para que los trabajos no puedan llevarse a cabo. Argumentaron que el Gobierno no los consultó y que las medidas serán un problema, pues con los nuevos canteros el espacio para estacionar será más escaso. Y aseguraron que esto generará un caos de tránsito en una zona que hasta ahora, ha sido tranquila. Lo que proponen, es que intenten bajar la velocidad a través de lomas de burro o fotomultas.

El Gobierno desmintió que los vecinos no hayan sido consultados y que la mayoría estuvo de acuerdo. Luego de dos instancias en las cuales las obras estuvieron paralizadas, finalmente éstas arrancaron.

Deja un comentario