Actualidad

Por oposición de vecinos, la obras reductoras de velocidad estuvieron paradas

En Villa Real, el malestar de un grupo de vecinos impidió que comiencen las obras que apuntan a reducir la velocidad del tránsito a un máximo de 30 kilómetros por hora. La idea del Gobierno es implementar medidas que obliguen a los conductores a adaptarse a un plan de reordenamiento, y tomarlo como prueba piloto para que a futuro también funcione otros barrios.

Las innovaciones tienen que ver con la construcción de maceteros en las esquinas y de canteros cercanos al cordón de las veredas, pero en la calzada. Así, los automovilistas no pod