Barrio Mío

Plazoleta Ernesto Padilla

En Colegiales no abundan los espacios verdes. Más bien, todo lo contrario. Su densidad de población es considerablemente alta en relación a las plazas que ofrece. Y una de esas plazas, es la que rodean la avenida Elcano, Virrey Avilés y Martínez.
Pero al margen de unos cuántos árboles, no tiene verde sino que es un espacio de cemento con forma de trapecio, denominado oficialmente Plazoleta Enrique Padilla. Se halla en diagonal a otra pequeñísima plaza -la más chica del barrio- de la que nos ocupáramos en nuestro número anterior, cuyo nombre es Julio Jorge Nelson, y que ni siquiera cartel identificatorio posee.

plaza_padilla_2017 (1)
En este caso, la Padilla sí cuenta con un cartel muy visible, ubicado en la intersección de Martínez y Elcano. Además, hay en sus laterales algunos bancos de cemento, un bebedero en la zona central y un altar con una virgen sobre el lateral de Virrey Avilés. Algunos tachos de basura y el resto, más cemento, como para que quede claro que no es un espacio de recreación sino un sitio de paso que quedó así configurado en función del cruce de estas tres arterias.

plaza_padilla_2017 (2)
Ernesto Padilla (1873-1951) fue gobernador de Tucumán entre 1913 y 1917. Político y jurisconsulto, también se desempeñó como ministro de Justicia e Instrucción Pública en 1930-31, durante la presidencia de José Félix Uriburu. La plaza se denomina de esta manera a partir de un decreto-ordenanza de 1962.  La ciudad de Buenos Aires cuenta con dos calles de nombre Padilla, aunque ninguna de las dos son en homenaje a Ernesto: Manuel Asensio Padilla (en Villa Crespo) fue un coronel boliviano, y Manuel Padilla (un pasaje de Villa Urquiza), un diputado por Jujuy.

Deja un comentario