Gente de Cole

El Polaco Heinrich

Se llama Eduardo Heinrich pero para muchos es simplemente el Alemán, o el Polaco. Vecino de Zabala y Forest, es de los que tienen la dicha de vivir y trabajar en el mismo barrio, pues Eduardo posee su taller de tapas para bombas de nafta enfrente de su casa. Allí también trabaja su hijo e incluso lo hacía su padre, que falleció hace más de 30 años.

Heinrich(solo)
Su rubia cabellera -aunque ahora, por el paso del tiempo esté más corta y blanquecina-, lo sigue caracterizando. Hincha ferviente de Chacarita Júniors, es un permanente allegado a su sede social de la calle Teodoro García, donde hace natación con sus amigos. En la década del 70 y 80, fue futbolista, actuando precisamente en Chacarita, Atlanta, Fénix, Luján, Dock Sud, Excursionistas (foto), Almagro y Comunicaciones. De su carrera futbolística provienen los apodos, pues para el público del ascenso no pasaba inadvertido su look, así como tampoco, sus buenas condiciones de zaguero central: recio y estupendo cabeceador en ambas áreas.
Luego de colgar los botines, no abandonó el deporte. Más allá de la natación, el ejercicio aeróbico lo acompaña cada fin de semana. Los domingos, especialmente, es común verlo correr por Palermo, enfundado en ropas con los colores funebreros, y si la temperatura así lo amerita, totalmente en cuero, provocando admiración en más de uno, porque pese a sus 60 años, atléticamente luce como en sus mejores épocas de jugador.

Deja un comentario