Club Juventud Deportes

«En Juventud encontré gente sensacional»

Ornella Caccín, la patinadora de espectacular actuación en Italia.

En nuestro número anterior, dábamos la noticia de que la patinadora de Juventud, Ornella Caccia, había logrado el  subcampeonato en un torneo internacional disputado en Italia. Desde ese momento, la intención de entrevistar a la protagonista de semejante logro tomó más fuerza. Pero no fueron necesarias grandes gestiones para conseguir el objetivo, ya que días después, al ingresar al club de la calle Avilés, la encontramos estudiando en la oficina de deportes. La profesora Laura Vigil efectuó las presentaciones correspondientes y un minuto más tarde, estábamos conversando con Ornella, esta rosarina de 16 años que desde muy chica vive en Bariloche. Muy desenvuelta y locuaz frente al grabador, contó que estaba estudiando frente a su PC portatil, porque cursa el secundario a distancia, es decir, por internet. Enseguida detalló más aspectos de su vida deportiva y personal.
«Patino desde los 4 años. Soy de Rosario pero vivo en Bariloche. Cuando tenía 12, Laura, mi profesora, fue a dar unas clases y ahí nos conocimos. Yo vivo en Bariloche y vengo a entrenar acá. Ahora hace cuatro meses que estoy en Buenos Aires».
«Estudiar, estudio como se puede. Hago pruebas online, a distancia. El colegio me ayuda un montón para que pueda cumplir con todo y no me atrase».

caccin_ornella
«Lo de Italia fue experiencia increíble. Fuimos diez días antes a entrenar porque no sabíamos con lo que nos íbamos a encontrar. Allá están las mejores patinadores del mundo. Queríamos ver si lo que veníamos ensayando estaba bien, por eso practicamos con varios entrenadores. Todos nos dijeron que nuestro trabajo era muy bueno aunque siempre hay cosas para mejorar».
«En la competencia obtuve el segundo puesto entre 27 chicas de Italia, Francia y Argentina. Quedé en el medio de las dos italianas que son las mejores. Estoy feliz porque entrenamos muchísimo para esto».
«Con Laura, fuimos  por nuestra cuenta pero en los días de práctica nos integramos al seleccionado. En total éramos diez patinadores. En mi categoría éramos dos las argentinas. La otra chica también es de Río Negro, aunque de Viedma, en la punta opuesta de la provincia. Este el primer año que clasifico para la Selección, con Lauri sabemos a lo que apuntamos y entrar al seleccionado fue hermoso».
«Para mí, fue un orgullo estar en el podio, cantando el himno. Haber representado al país a ese nivel me emocionó. Con Lau nos mirábamos y llorábamos. Ella desde afuera y yo en la pista. Ahí adentro una está sola, más allá del respaldo total de la entrenadora. Cuando entré me sentí un poco perdida pero por suerte pude solucionarlo».
«Más allá de lo deportivo, la experiencia fue increíble. Viajar te abre la mente. El lugar era muy lindo, la pasamos espectacular. A mí me encantó».

IMG-20170613-WA0002
«Mi papá, Juan Carlos, es odontólogo. Mi mamá Karina trabaja con él, y tengo un hermano, Renzo, de 12 años. Ellos están felices porque esto es lo que soñamos siempre. Irme de casa siendo tan chica no fue una decisión simple. Yo amo patinar y quería hacerlo. Para ellos fue más difícil que para mí, pero me apoyaron en la decisión. Cuando se puede, vienen a visitarme y en el último viaje mi papá, mi tío y mi hermano nos acompañaron a Ezeiza».
«Viajar a Italia fue algo especial también en lo personal, porque de ese país son mis abuelos. Desde que mi familia se radicó en la Argentina, nunca nadie había vuelto allá. Yo fui la primera. Lo vivimos como una revolución. Sobre todo porque no fui a pasear sino a hacer lo que sé hacer. Si bien soy argentina, en alguna parte siento también las raíces italianas».

IMG-20170613-WA0000
«Quiero mandarle un saludo a mi familia, que me apoya siempre, y a mi segunda familia que es la de Juventud de Belgrano, que son los que me dieron la fuerza para permanecer acá tanto tiempo. Sin ellos nada de todo esto hubiera sido posible. Cuando salí de Bariloche, el club fue el primer lugar al que vine. Encontré gente sensacional y me hospedé varios meses en casas de compañeras de patín. En Juventud me apoyan un montón, me mandan mensajes de aliento y contención. Es súper importante que cuando una tiene a los papás lejos, haya gente que la apoye así como lo hacen conmigo».

Deja un comentario