Gente de Cole

El Canal de la Ciudad en el Mercado de las Pulgas

El Mercado de las Pulgas sigue siendo un sitio convocante para compradores de antigüedades, turistas y medios de comunicación. El histórico predio de Alvarez Thomas y Dorrego, en el último mes, fue visitado nuevamente por las cámaras. En esta oportunidad, lo hizo el programa Ciudad Binaria, del Canal de la Ciudad. Dos jóvenes cronistas, Belén Ruiz y Juan Martín Mojoli, recorrieron sus instalaciones y dialogaron con Osvaldo Díaz, uno de los 160 puesteros que trabajan en el ya famoso espacio que trascendió la frontera de lo tradicional para dar un giro hacia lo cultural.

ciudad_binaria
Don Osvaldo resumió brevemente la historia del predio, obviando que su nombre era Mercado de Dorrego pero recordando que en su época inicial, se expendían allí frutas y verduras, y que hasta un ramal del Mitre llegaba para abastecerlo de dichos productos.
Entre los objetos antiguos que más llamaron la atención de los enviados, estaban las cámaras fotográficas. «Esta es una cámara rusa», explicaba el anfitrión, mientras Belén sacaba fotos imaginarias. Juan quedó maravillado con una vitrola de 1929, traída de Estados Unidos. Acto seguido el dueño del local puso un vinilo de la banda Sumo, asombrando a la pareja con el impecable sonido que reproducía el antiquísimo aparato, al que, literalmente, debió darle cuerda para hacerlo funcionar. «De a poco fuimos creciendo en la compra y venta de cosas», decía el entrevistado, fundamentando el aumento en la popularidad del Mercado. Una voz en off informaba que allí, trabajan «desde restauradores de muebles hasta vendedores de objetos inimaginables. Es un lugar para hacer turismo, para perderse por pasillos y para dejarse sorprender», remataba el locutor en el cierre del programa.

Deja un comentario