Defensores de Chacarita Deportes

DAMIÁN MAJÁN: «LA EVOLUCIÓN DE LOS CHICOS ES MUY IMPORTANTE»

El buffet del club adquiere un especial movimiento los martes y jueves. Es que por la tarde, en ambas jornadas, el baby fútbol se convierte en la vedette de Defensores y por la gran cantidad de chicos y papás que circulan por las instalaciones, dan ganas de sentarse a tomar un café en el amplio salón atendido por Fernando. Luego de que el concesionario traiga el pedido y charlar un rato con él sobre cuestiones del club y de la vida misma, uno podrá comprobar como los preparativos para la práctica se intensifican. Enfundado en su indumentaria azul y blanca, el piberío pasará individualmente o en grupitos rumbo a la cancha descubierta, las mamás se quitarán sus abrigos y se sentarán a tomar algo, mientras revisan exhaustivamente «los cuadernos de la escuela del nene». Otros papás, permanecerán en el exterior, para espiar el entrenamientos desde las ventanas que dan a la vereda.

majan_minuto

El profe Damián Maján en la charla técnica, planificando el partido con sus «pichones de cracks».

Llegan entonces Damián Maján -impulsor, coordinador y entrenador de la actividad- junto a su co-equiper Leonardo Diana. Consigo traen el material de trabajo: pelotas, conos, pecheras… Y muchas ganas de poner manos a la obra.
Antes de arrancar con la práctica, Damián se detiene amablemente a conversar sobre la actualidad del baby fútbol en la institución. «El balance del primer semestre es muy bueno. Se arregló la cancha, se pintaron las paredes, el piso. El club quedó muy bien acondicionado», comenta con satisfacción. «Además se mantuvo número de alumnos y los resultados deportivos fueron excelentes. Dos categorías, 2004 y 2006, salieron campeonas y en la tabla general terminamos en el segundo puesto», indica, en relación a la posición que Defensores ocupó en el Apertura de UEFI, una liga inter-escuelitas en la que se viene participando desde hace algunas temporadas.
«La evolución de los chicos es muy importante y el acompañamiento de los padres, como siempre, también lo es. En general se mantienen las buenas perspectivas del año pasado. El panorama es muy similar, salvo que hemos agregado alguna metodología de enseñanza nueva. Yo tuve la suerte de viajar a Europa hace poco y de allá traje métodos más modernos que se pueden aplicar al fútbol infantil, siempre basados en que lo principal es la diversión de los chicos».
Fernando va y viene, multiplicándose entre la atención de las mesas y la venta en mostrador. Son casi las seis de la tarde. La clase se extenderá hasta las nueve. Antes de que Damián ingrese a la cancha, con alegría, añadirá que «el inicio del segundo semestre nos sorprende con más alumnos: parece que se va el frío y vienen los chicos… Hoy por hoy, son 30 por categoría». La afluencia de jugadores lleva a Damián a vislumbrar una posibilidad no tan placentera: «Estamos pensando en cerrar las inscripciones, sino sino resulta complejo trabajar como los chicos merecen. Los martes se realiza la parte de técnica y los jueves, hacemos hincapié en lo futbolístico. Además estamos viendo si ponemos los viernes. Sería dos veces por mes a partir de septiembre, para trabajar cosas de cancha once. Eso lo haríamos en el Polideportivo Colegiales».
Damián se despide. Segundos después, levanta la voz con el objetivo de convocar a los chicos más rezagados, que van tras él. En un momento, el murmullo se acallará en el buffet y el griterío encontrará su epicentro algunos metros más allá, en la cancha «Daniel Tolisano». Y cuando la pelota comience a rodar, la fiesta será completa.

Deja un comentario