Gente de Cole

Roncole, una nueva cafetería-panadería en Colegiales

La oferta gastronómica continúa, a buen ritmo, su desembarco en el barrio. Uno de sus últimos exponentes es Roncole, el local ubicado en Martínez y Virrey Avilés cuyos propietarios son Daniel, Carlos y Martín. El primero de ellos atendió amablemente a La Voz de Colegiales en una mañana otoñal. «¿Cómo llegamos acá? La vi, esta esquina la vi…», nos dijo, absolutamente convencido de que la vieja casona que se alquilaba era «el» lugar para llevar a cabo el emprendimiento que tanto deseaba la sociedad conformada por estos tres amigos de la infancia.
-¿Tanto te gustó?
-Síii… Me encantó el lugar, la estructura… La casa estaba detonada. Muy venida a bajo. Estuvimos como cinco meses en obra hasta ponerla a punto. Pero tanto me convenció que casi no tocamos nada estructuralmente. Ni siquiera contratamos un arquitecto: nosotros mismos lo hicimos, junto al contratista.

2016-04-21 12.20.35(0)

Daniel, nuestro entrevistado.

-¿Cuánto les costó encontrar el local?
-Mucho. Hacía rato que buscábamos algo en la zona y no encontrábamos nada acorde a lo que imaginábamos. Yo ya estaba casi resignado. Un día, volviendo de visitar a un amigo que trabaja en la productora de Diego Gvirtz (Conesa y Loreto) pasé. Lo vi de casualidad. Y dije: «Es acá». Esta esquina es ideal. Se ve de todos lados, estás bien ubicado comercialmente pero a su vez, retirado del ruido de Elcano, enfrente de la plazoleta. Tiene todo.

getFoto

Antes de convertirse en Roncole, la esquina era esta vivienda particular.

-¿Con qué experiencia cuentan en el rubro?
-Carlos es del palo de la publicidad. Hernán, está en la parte gráfica de Clarín. Y yo hace 25 años me dedico a la gastronomía. Los tres estamos poniendo muchas horas de laburo. Que el dueño esté presente y participe de la atención al cliente es fundamental. No es venir un rato, controlás y te vas, como se hace en muchos lugares. De este concepto, en gran parte, depende el éxito o no de un negocio.
-¿Dónde trabajaste antes?
-En unos cuantos lugares. En La Parolaccia de Belgrano, sobre avenida Libertador, estuve mucho tiempo. Me fue muy bien. Pero no era algo propio. Así que en 2002 me fui a Italia a poner un bar.

2016-04-21 12.20.35
-Claro, en plena crisis post-2001…
-Sí, aunque no fue por la crisis. En La Parolaccia tenía un empleo excelente. Pero me picó el bichito de irme para allá.  Mis raíces son italianas. Al bar lo llamé Buenos Aires Café. Estaba en la ciudad de Parma.
-¿Cómo te fue?
-Muy bien. El italiano toma café cinco veces por día. Aprendí mucho. Volví en 2007. Pero tampoco volví porque la crisis acá ya había terminado.

2016-04-21 12.18.45
-¿Entonces?
-Mi señora quedó embarazada y decidimos que ya era hora de estar nuevamente en el país. Después, en la Argentina hice varias cosas, siempre en el rubro, pero nunca algo así. Ahora que lo tenemos, estoy feliz de la vida.
-Abrieron en medio de un período de gran incertidumbre. ¿Cómo le está yendo?
-Desde el primer día hubo gente. No podemos quejarnos. Ha sido una grata sorpresa. Se hizo hincapié en los desayunos, el almuerzo, la merienda, el brunch… Y como tenemos ganas de complicarnos la vida, a partir de junio también estará abierto de noche, para venir a cenar.

2016-04-21 12.18.13
-¿Desde lo gastronómico junio no es un mes difícil?
-Puede ser. Pero si querés ganar, primero hay que saber invertir. Queremos que cuando arranque la mejor época, nosotros ya estemos en marcha. No empezar recién ahí a ver qué pasa.
-¿Cuál es el punto fuerte de Roncole?
-La atención al público. Saludar a la gente, preguntarle qué necesita, qué opina de tal o cuál plato. Y no sólo saludar del otro lado del mostrador, sino acercarte, charlar. Creo que eso es lo distintivo.

2016-04-21 12.18.05
-¿Y con respecto al menú?
-No hay algo específico. La variedad es muy importante. Por ahí el brunch, combinando lo dulce y lo salado, eso no se consigue habitualmente. Además, acá mismo elaboramos el pan. Pasticería junto con panadería tampoco se ve a menudo, y menos por el barrio. Los precios son accesibles: el menú fijo -que varía cada día- cuesta entre 110 y 125 pesos, incluido bebida y postre. Después, obviamente, hay mucho más para elegir.

2016-04-21 12.19.05
-¿Cómo los recibió la gente?
-Bárbaro. El cliente que viene, vuelve, que es lo más importante. Y los vecinos nos dicen: «Qué lindo que se haya recuperado este lugar para el barrio».

Dirección: Enrique Martinez 1401. Teléfono: 4551-7795
Facebook: Ròncole Pane e Caffè

Comentarios

  • hi, Hey make sure you help me replace the elgg, interpersonal torch theme to at least one. 6 Please time to share understand which usually site inside mod to help modify for making my personal layout by using the existing operation U need to develop your own ‘layouts’. Ex., into binder ‘views

Deja un comentario