Columnas

LA SEMANA SANTA NOS RECUERDA…

DSC_8252Para meditar en este tiempo de Cuaresma.

Por Hugo Santos (*)

La Semana Santa nos recuerda que Jesús se ha puesto a nuestro servicio. No es posible ponerse al servicio de otra persona de una manera más completa y más perfecta que la llevada a cabo por Jesús con su muerte y resurrección. Los cristianos estamos llamados a vivir el amor de una manera efectiva como Él.
Por eso nuestra vocación al amor. Dios nos ha creado para comunicarnos su amor y para hacernos capaces de vivir en el amor. El amor sin el servicio es un amor vacío, no es un amor auténtico. Pero el servicio sin amor es una esclavitud y, en consecuencia, no es digno de la persona humana de acuerdo a lo que se muestra en Jesús. Como Él lo dijo en los días previos a su muerte: “Yo les he dado un ejemplo, para que ustedes hagan lo mismo que yo les he hecho” (Juan 13: 15). Es preciso mantener bien juntos estos dos elementos: el amor y el servicio.
El seguimiento a Jesús nos hace siervos de acuerdo a la vocación de cada uno, de la tarea a la cual cada uno ha sido convocado por Él. No hay tareas idénticas, lo que hacemos en respuesta al llamado del Señor son modalidades del servicio con amor.
Jesús desea mostrarnos este sentido del servicio porque es esencial para la vida cristiana, nos hacemos bienaventurados en el servicio. “Hay más dicha en dar que recibir” (Hechos 20: 35).
La muerte y la resurrección de Jesús son el corazón de nuestra fe porque nos convoca a una esperanza más grande, porque nos abre al futuro eterno de Dios, a la certeza que el mal puede ser vencido en las situaciones concretas que nos toca vivir. Esto nos conduce a enfrentar la realidad cotidiana, nos motiva para vivirla con más coraje y optimismo. Debemos reflejar la alegría que Jesús esté vivo y esto nos lleva a afirmar que es Dios quien tiene la última palabra.
La resurrección es el centro de nuestra fe por lo que significa y esto debería ser nuestra certeza más grande y lo más importante que tendríamos para contarles a otros. ¿Es esta alegría y esperanza, a partir de este hecho, algo que hace que su anuncio no se pueda esconder en nosotros? Creemos en la resurrección y esto nos produce alegría por ser cristianos. Creemos en un Resucitado que venció el mal y la muerte.
Que este hecho inunde e ilumine cada rincón de nuestra vida anticipándose así a nuestra propia resurrección. Pidamos al Señor que genere en nuestros corazones este espíritu de amor y de servicio inspirados por la victoria de Jesús.

(*) Pastor de la Iglesia El Buen Pastor, de Federico Lacroze esq. Zapiola. Este es su sitio web: 

http://iglesiaencolegiales.com.ar/

Comentarios

  • Wonderful tutorial.. an individual have missed much syntax when i finally obtained it runningno much more major document problems: Deb No trouble, delighted the idea and strategy is of use around the actual program code. Without doubt I might refactor the actual program code easily needed the item once more: ) Very best, Vincent : Received another 300 megabytes thanks to an individual, along with the statement I worked tirelessly on the actual ferry in the mac-book ended up being replicated in order to our personal computer at your workplace before I attained work and our apple iphone at the same time! Just great, plus it operates surely better than icloud.

Responder a Christian Louboutin Replica X